Tuesday 06 de December de 2016

Proyecto Democracia

Eric Nava Muñoz.      2 Oct 2014 23:30:05

A- A A+

Compartir:
Projecto Democracia﷯ en la Fundación DIA. (Cortesía)
Projecto Democracia﷯ en la Fundación DIA. (Cortesía)
Durante poco más de dos años, de 1987 a 1989, el colectivo de artistas Group Material concibió una serie de eventos en Nueva York que incluyeron mesas redondas, exposiciones y asambleas comunitarias, todas abiertas al público.

Integrado en esa época por Doug Ashfor, Julie Ault y Félix González-Torres, el tenía la intención de explorar procesos e ideales democráticos en los Estados Unidos.

Los integrantes del grupo creían que la experiencia real del arte era obviada por una experiencia estrecha definida por los estudios museográficos y la cultura comercial.

Para contrarrestarlo, se propusieron crear un tipo de intervención que hiciera uso de actividades organizadas por los artistas en colaboración con nuevos públicos.

En un texto reciente, Doug Ashford reconoce que Group Material no estaba haciendo nada nuevo; habían sido precedidos por el trabajo de gente como Courbet, Mayakovski, Clifford Still y James Brown, por Wallace Stevens y Paolo Freire, y Michael Asher y Charles y Ray Eames.

El trabajo del grupo no se ubicaba en la lógica de los movimientos sociales. Es decir, su trabajo no estaba orientado a potenciar a otros, sino a producir formas de inclusión radicales.

Quizá este podría ser uno de los elementos clave: la inclusión de todas, al menos la mayor cantidad posible de formas de representación, de concepciones del mundo.

Para ellos, el museo ejercía una influencia política en la sociedad, pero su concepción reduccionista (determinada por unas formas específicas de operación), no favorecía la compresión pública de esas instituciones.

Group Material proponía otras formas de comprender a las instituciones, proponiendo descripciones políticas concretas que apelaran a nuevos públicos y socavaran ciertas posiciones éticas.

“Observamos la calle y el museo como lugares en los que potencialmente se podía reavivar el diálogo, …[que] permitiesen albergar tanto la experiencia epifánica como la acción política”, dice Ashford.

En el museo debía ser posible plantear el debate y el conflicto, y desde ahí reconfigurar el enfrentamiento entre lo privado y lo público.

En algunos de sus proyectos intentaron reavivar un diálogo que tenía lugar en relación con los objetos artísticos, investidos de un poder o aura especial, colocándolos al lado de artefactos de otro tipo.

Esta vinculación, provocada por la cercanía, saca al arte de su espacio de poder político, permitiendo comprender ese poder y sus implicaciones sociales.

En Project Democracy se trataron cuatro temas específicos: educación, política y elecciones, participación cultural y la crisis del SIDA.

Más allá de los formatos públicos, no había un plan preconcebido de los objetivos a lograr: la sala vacía debía convertirse en el contenedor de discusiones y proposiciones que evidenciaran la diversidad de visiones sobre cada tema.

Frente a la pasividad y participación simbólica de finales de la era Reagan, el Group Material opuso una cultura que descansaba sobre la inclusión, multiculturalidad, no-sexismo, y la relevancia social.
Para ellos, lo político no debía, no debe, dejarse en manos de los políticos, ni debe permitirse la separación entre los supuestos expertos y el resto de los ciudadanos.
Director del Muno




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.56
Venta 21.06
€uro
Compra 22.14
Venta 22.64

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad