Saturday 03 de December de 2016

¿Qué es bueno y qué es malo? 

Huberto Meléndez Martínez      1 Sep 2014 21:30:03

A- A A+

Compartir:
“Una persona madura acepta la responsabilidad de sus propios actos sin escudarse en excusas”.

Te voy a dar un consejo. Un consejo que no me estás pidiendo, Paty”. Expresó espontáneamente una maestra a una jovencita al encontrarse casualmente por la calle. La muchacha mostró una mirada de extrañeza, pero guardó silencio, al igual que su padre, con quien iba acompañada. En alguna otra época esa profesora le había dado clases en los primeros años de secundaria.

“Te voy a decir que cuando tengas novio, no te dejes golpear”. Luego intentó explicarle al papá de la alumna el motivo del mensaje. Él también era profesor, meses antes habían sido compañeros de trabajo en la misma escuela, por eso se conocían y probablemente por eso la maestra se atrevió a sincerarse con ambos.

“Es que mi primer novio era un muchacho violento. No me daba bien cuenta de eso. Mis amigas cuestionaban mi relación con él. Yo ni les entendía sus inquietudes. Me decían que era agresivo, mal portado, hasta grosero casi con todas, Pero yo solamente sabía que era mi enamorado y no me fijaba en sus defectos. Yo me sentía contenta con tener novio”.

“En mi familia se daban cuenta, pero yo no decía nada y nadie tocaba el tema”.

“Él me golpeaba, eso es cierto. A nadie le contaba lo que me sucedía. Como era mi primer novio, simplemente desconocía cómo debían ser las relaciones de noviazgo en la adolescencia. Suponía que todas las parejas se trataban así. No me daba cuenta, conscientemente de que eso era malo”.

“Así que, aguas, Paty, ten cuidado con esas cosas”.

Se despidieron. Padre e hija siguieron su rumbo, fueron en silencio, ambos meditando sobre la situación vivida, sin poder encontrar explicación a tan peculiar hecho.

Pasado el tiempo retomaron la conversación. Él decía que le parecía inusual que alguien con la formación escolar y la educación familiar que había recibido, hubiera estado envuelta en alguna circunstancia tan desafortunada como la de la profesora. La adolescente dijo que cuando fue su alumna nunca les contó algo parecido. Era una asesora responsable con sus estudiantes, les atendía muy bien. Tenía ganado el aprecio de los estudiantes de su grupo.

La escala de valores de las personas es tan variada como en las familias, incluso en los grupos sociales. El considerar qué es bueno y qué no lo es, depende de la situación cultural, es un concepto profundo de idiosincrasia.

Usualmente se da uno cuenta de ello al adquirir en la vida otros referentes culturales.

Seguramente nuestros amables lectores han tenido alguna experiencia parecida al tener dificultad para dilucidar los matices negativos de las circunstancias.

Es la presencia de la educación y el cultivo de la cultura familiar lo que va mostrando a las personas esa diferenciación importante entre los valores positivos y negativos. Es así de relevante la presencia de adultos preparados con una cultura adecuada en la formación de la niñez y juventud de una comunidad.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Hallan equipo de espionaje en el Congreso de Aguascalientes
Economía incierta para 2017: analistas; efecto Trump
Carambola brutal; mueren 2 personas
Le llueven más cargos a Duarte; presentan denuncia por omisiones
Muro de Trump traería graves consecuencias para la biodiversidad: PNUMA
Salud apuesta a reducir las muertes maternas
Se impulsará expansión del libre comercio: Peña
Ganan meseros un promedio de 28 pesos la hora
Busca Inapam incrementar beneficios para adultos mayores 
Los hermanitos Ramos esperan con fe al Niño Dios
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad