Saturday 03 de December de 2016

Ley Peña-Slim y Punto Final 

Pablo Torres Corpus      22 Jul 2014 22:00:07

A- A A+

Compartir:
La semana pasada comentábamos cómo los opositores a la reforma en telecomunicaciones durante mucho tiempo la llamaron Ley Peña–Televisa, asegurando que el único fin de la iniciativa era beneficiar a la televisora.

Al demostrarse que la iniciativa perjudicaba a Televisa, los detractores dejaron de llamarla así y modificaron pretextos alegando censuras y restricciones que, al comprobarse que eran inexistentes, también dejaron de invocarlos.

Luego, la rebautizaron como Ley Peña–Slim y su principal evidencia es que pese a la reforma las acciones de América Móvil (Telcel) habían subido casi 10% en un solo día mientras que las de Televisa habían caído 3.34 por ciento.

El aumento en las acciones tiene que ver con la reforma en telecomunicaciones, pero no ocurrió espontáneamente o por algún apartado especial que beneficie a Slim y perjudique a Televisa. La historia es mucho más larga.

Este último capítulo inició en marzo cuando el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) determinó que Telcel y Telmex eran empresas preponderantes; es decir, que tienen más del 50% del mercado en el que compiten y por tanto deberán compartir sus “antenas y cables” con la competencia entre otras medidas.

Desde entonces, ambas empresas prepararon estrategias para evadir la declaratoria de dominantes o enfrentarla; la reforma en telecomunicaciones era su última esperanza.

Sin embargo, un día antes de terminar con la discusión de la reforma y sin opciones que permitieran a Telmex-Telcel evitar las determinaciones del Ifetel y, por tanto, el desplome de sus acciones, se anunció que parte de ambas telefónicas se pondría a la venta.

La medida de dividir y vender partes se adelantó a la reforma y al mercado dando seguridad a sus inversionistas, lo que hizo que las acciones subieran. Las acciones subieron porque Slim convirtió una enorme pérdida en una pérdida.

De no haber decidido dividir a Telmex y Telcel para vender parte de ellas, estas empresas seguirían siendo preponderantes por lo que tendrían que compartir de a gratis su infraestructura con la competencia y no podrían invertir en otros sectores.

Al dividir y vender, ganan dinero, no tienen que compartir nada, y mucho menos gratis, con la competencia y podrán invertir en otros mercados como la televisión y medios impresos.

Adicional a que Slim podría vender estas partes a socios en el extranjero a cambio de acciones fuera de México.

Claro que la reforma afecta a las empresas de Slim, pero hay que reconocer que el ingeniero hizo de una pérdida una gran oportunidad.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Muro de Trump traería graves consecuencias para la biodiversidad: PNUMA
Hallan equipo de espionaje en el Congreso de Aguascalientes
Le llueven más cargos a Duarte; presentan denuncia por omisiones
Economía incierta para 2017: analistas; efecto Trump
Salud apuesta a reducir las muertes maternas
Se impulsará expansión del libre comercio: Peña
Los hermanitos Ramos esperan con fe al Niño Dios
Alejandro Murat pide declaración 3de3 al gabinete
Ganan meseros un promedio de 28 pesos la hora
Busca Inapam incrementar beneficios para adultos mayores 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad