Sunday 22 de January de 2017

 Gobernador sin ángel 

Ricardo Gómez Moreno      29 Oct 2013 22:00:11

A- A A+

Compartir:
Los lectores de los periódicos que se imprimen en la Ciudad de México nos hemos acostumbrado a ver diariamente una foto que parece repetirse: la de un risueño y bonachón señor llamado Ángel Aguirre Rivero, gobernador de Guerrero, un estado cuyos habitantes en estos días no tienen, como él, la sonrisa a flor de labios.

¿Cuántos millones de pesos gasta el funcionario para publicitarse cotidianamente? Tenga usted la seguridad de que con lo que cuesta el espacio de una sola foto varias familias guerrerenses podrían comer durante algunas semanas.

A Aguirre Rivero siempre se le ve al frente de un grupo de personas que caminan en algún lugar a donde fue a inaugurar obras o supervisarlas. Los pies de foto siempre hablan de acciones de beneficio social para la comunidad.

Pensaríase entonces que Guerrero es un estado donde todo está tan bien que su gobernador no tiene más que andar en recorridos para confirmar que orden y progreso marchan juntos en su entidad.

Mas no es así. El suyo es uno de los estados mexicanos donde la pobreza es uno de los mayores problemas. Existen allí las peores desigualdades sociales. Mientras la élite se divierte dueña de las playas, en las ciudades y montañas millones de personas se debaten en la más cruel pobreza, ahora agravada por los daños causados por el huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel.

Son decenas de miles las familias damnificadas por el paso de esos meteoros, que aún hoy están urgidísimas no solo de un techo bajo el cual vivir, sino además de alimentos y agua potable para sobrevivir.

Ofende ver al risueño señor Aguirre Rivero deambulando todos los días por las páginas de los diarios cuando otras fotografías hablan del drama que viven desde hace semanas quienes más fueron dañados por lluvias e inundaciones.

Guerrero, lamentablemente, ha carecido de gobernantes comprometidos socialmente. Recordemos a aquel ícono de la desvergüenza que fue Rubén Figueroa, represor, cacique de horca y cuchillo. Un cínico que manchó mundialmente el nombre de México cuando periodistas franceses lo mostraron al mundo en una famosa entrevista haciendo gala de su vulgaridad, de sus desdenes a la legalidad y su total falta de decencia.

Años después, su hijo ocupó el mismo cargo, sin poder borrar la mancha negra que había dejado su padre.

Guerrero es tierra de luchadores sociales, pero también de oligarcas asesinos, como los que el pasado 19 de octubre segaron la vida de Rocío Mesino Mesino, dirigente de la Organización Campesina de la Sierra del Sur.

Guerrero merece mejor destino. Ojalá su pueblo pronto pueda darse gobernantes capaces de permitir que la justicia social deje de ser una entelequia y el progreso sea para todos.

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Gwyneth Paltrow recomienda huevos vaginales de jade 
Mueren tres personas en volcadura en Sombrerete 
Hallan 7 cadáveres dentro de un taxi en Manzanillo  
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Concluyen las primeras obras del programa de rehabilitación de calles 
Una segunda oportunidad para tu basura
Gael García, fiel a sus ideales
​Celebra Evo Morales 11 años de presidente: Busca la reelección 
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
Desaparece el helicóptero de empresario regiomontano
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.54
Venta 22.04
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad