Friday 24 de February de 2017

 Uno de tantos días

Ricardo Gómez Moreno      15 Oct 2013 22:00:12

A- A A+

Compartir:
En medio de abundantes noticias negativas, continuamente sabemos que hay días dedicados a casi todo. Ayer, para no ir más atrás, fue el Día Mundial del Lavado de Manos.

¿Curiosa efeméride, no le parece? Sin embargo se justifica, porque de la ausencia de esa pequeña acción higiénica depende que los casos de diarrea se reduzcan hasta 50%, según los Servicios de Salud de Zacatecas.

El año pasado se atendieron 29 mil 708 menores de cinco años enfermos de diarrea y 174 mil 308 de infecciones respiratorias. Agua y jabón hubieran reducido 25% de estas últimas.

Así que impulsar la higiene es un asunto de gran trascendencia social. Sin embargo, ¿qué pasa en las escuelas o casas donde se carece de agua corriente y de instalaciones adecuadas para que niños o adultos se laven las manos?.

Quizás sería mejor instaurar una fecha dedicada al problema de la distribución y precio del agua, porque son muchos los estados donde hay comunidades que carecen totalmente de infraestructura para recibir el líquido.

Por eso es tan común que aquellos desventurados pobladores en vez de agua tomen las ahora tan satanizadas –qué bueno— por dañinas, bebidas azucaradas.

Práctica recomendable la de lavar las manos, mas debería darse el remedio y el trapito.

Pero el día del que hablamos es solo preámbulo para comentar la abundancia de conmemoraciones que existen en el calendario social. Acaba de pasar el Día de la Niña. ¿Pues qué ellas no están incluidas en el del niño?.

No se trata de un exagerado prurito feminista. Se intenta llamar la atención sobre problemas muy específicos que sufren ellas, como embarazos precoces, discriminación, violaciones y otros.

Hay jornadas que son puramente comerciales dedicadas a los abuelos, los novios, las secretarias, etcétera.

Ojalá existiera un día dedicado al Funcionario Público Honesto, así, escrito con mayúsculas. No hay tal celebración, aunque sí muchos funcionarios honestos, sin duda alguna.

Si se habla más de los corruptos -aunque son pocos- se debe a que estos causan escándalo y los otros se dedican a trabajar bien, callada y honradamente y eso no es noticia.

Es un sueño, pero ojalá algún día la sociedad civil pueda organizarse y hacer que se dedique una fecha a esa gente anónima que a veces por sueldos muy bajos se empeña lo más que puede en servir bien y como se debe a los ciudadanos.

La misma efeméride podría aprovecharse para denunciar a los malos servidores, a esos que llegan a los altos cargos exclusivamente para buscar su enriquecimiento mediante dádivas y favores a sus amigos, igual de deshonestos.

¿Y qué tal un Día del Buen Gobernante? Recuerde que los sueños pueden hacerse realidad.


 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
América y Cruz Azul se enfrentan en momentos críticos
Temor latente
La tercera es la vencida
Las llaves en la cafetera
Robótica, ¿juego de niños?
Kerber y Wozniacki avanzan a semifinales en Dubai
Djokovic jugará el Abierto Mexicano
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 19.66
Venta 20.16
€uro
Compra 20.85
Venta 21.35

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad