Thursday 08 de December de 2016

Cadenas y pan

José Napoleón García      15 May 2014 22:10:12

A- A A+

Compartir:
“La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos”, de Cervantes Saavedra, Miguel. La libertad es el derecho de pensar, ser y elegir diferente, el derecho de ser uno mismo.

México tiene una larga historia de hombres y mujeres que han peleado por la libertad; por su libertad, por la libertad de la patria, por la libertad de opinar y decidir.

Pero qué está pasando hoy con las libertades en México. Todos sabemos que no podríamos opinar a viva voz lo que creemos de nuestro Presidente o de nuestros diputados o salir a señalar lo que pasa cuando la policía “no ve”, sin represalias.

En nuestro México es más fácil olvidarse de las libertades. A quién le importa tener libertades si ya clasificamos al mundial, ya tenemos nueva telenovela. Sin lugar a duda, hay temas con mayor prioridad que ponerse a ver asuntos de libertades, aparte de que para qué querríamos libertades si eso nos daría responsabilidades; es suficiente responsabilidad juntar para pagar los abonos quincenales “chiquitos”.

Es más cómodo dejar que decidan por uno. La verdad, no hay motivos para querer ser libre. Para ser libres tendríamos que pararnos a votar, tendríamos que opinar y participar, tendríamos que hacerle saber al gobierno lo que no queremos y para eso habría que ir a marchas o, ya de menos, compartir fotos en Facebook. Tendríamos que pagar el precio de la libertad y eso implicaría dejar de aceptar las despensas, los 500 pesos, dejar de dar la mordida al federal, perderse el mundial para ver el debate de las leyes de telecomunicaciones, dejar de solucionar problemas con influencias y, sobre todo, tendríamos que apagar la televisión. A la vista de un buen sujeto no hay motivos aparentes para dejar la comodidad y buscar nuestra libertad.

Pero, por otra parte, tal vez esa sea la naturaleza del hombre, tal vez como dijo Fiodor Dostoievski “El más vivo afán de un hombre libre es encontrar un ser a quien entregarle su libertad”. Cadenas y pan es lo que necesita un pueblo para ser feliz, para estar conforme.

En junio se debatirán las leyes secundarias de telecomunicaciones; estas leyes podrían acotar el acceso a la información, bloqueando algunas páginas y contenidos en internet a criterio de la “autoridad” y permitir que se rastree a cualquier ciudadano por medio de su celular.

Sin lugar a duda, esto implicaría la perdida de libertad como ciudadanos, la decisión aún no está tomada, es tiempo de revertir las cosas y de pagar el precio de nuestra libertad.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
El eterno viajero
Sancionan a personal del IMSS que participó en un ‘Mannequin Challengue’
Arrebatan al narcotráfico 150 mil armas; además de drogas y bienes
Conmemora el Museo de Guadalupe su centenario
Más de 150 elementos buscan por aire y tierra a delincuentes en Veracruz
Denuncian fraude en universidad de Duarte
Vanidad en Navidad; estilo de temporada
Achacan fallo educativo a Calderón y Gordillo
Peña: México, motor de crecimiento de AL
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.29
Venta 20.79
€uro
Compra 21.88
Venta 22.38

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad