Friday 09 de December de 2016

Realidad, lenguaje y ficción 

Elizabeth Sánchez Garay      31 Oct 2013 21:10:06

A- A A+

Compartir:
En estos días he tenido la oportunidad de leer el texto final de un libro que próximamente publicará Miguel Ochoa en una editorial nacional. La temática está centrada en una interesantísima polémica que se gestó en Italia, en la segunda mitad del siglo pasado.

Ésta se llevó a cabo entre escritores de izquierda que establecían la necesidad de vincular el quehacer literario con la realidad política y aquellos que defendían la soberanía absoluta de la literatura respecto de los procesos sociales.

Muchos de los promotores de la literatura civil y comprometida habían sido protagonistas del proceso de liberación nacional de las garras del fascismo, ya sea como miembros de las brigadas partisanas o como intelectuales críticos del totalitario sistema.

Formados en la línea gramsciana, ellos concebían la literatura, casi de manera consustancial, como un vehículo indispensable para guiar el rumbo del país hacia el comunismo, aunque las posturas tenían distintos matices.

Por ejemplo, los escritores neorrealistas insistían en una narrativa que fuese transcripción fiel de la realidad. En cambio, como analiza Miguel, Italo Calvino propugnaba por una literatura racional que pudiese dar orden al caos existencial, mientras Pasolini se decantaba por un retorno al pasado precapitalista y por el empleo del habla dialectal que había sido silenciado.

Mas casi por sorpresa, estos escritores se encontraron con propuestas neovanguardistas que lejos estaban de sus concepciones literarias, las cuales, a su vez, mostraban diferencias entre sí, pero en términos generales se oponían a las concepciones humanistas y políticas tradicionales.

La intensa discusión que duró más de diez años quedó registrada en revistas publicadas en aquel tiempo, como también quedaron registradas las polémicas generadas en otros países europeos, como es el caso de Francia.

El tema es de singular importancia en la actualidad, debido a que todavía persisten estas dos grandes vertientes con sus innegables variantes; la narrativa de raigambre político y la literatura que defiende el despliegue de la imaginación para la construcción de mundos imposibles.

En términos generales también podría hablarse de la literatura que aspira a transcribir la realidad, como sería el caso de las narconovelas y los relatos que, en lugar de ello, exploran lo fantástico, lo ominoso, lo onírico o lo delirante.

Lo que sí ha cambiado es la intensidad del debate. Es casi imposible no comparar la pasión que mostraban los intelectuales al polemizar sobre cultura, realidad, arte y literatura, en la Italia de la segunda posguerra, y la escasa o pobre discusión que hay en nuestros días.

Me parece que el libro de Miguel contribuirá al análisis sobre las posibilidades de la literatura, en este diálogo suyo con los protagonistas de aquella época de lucidez reflexiva.


 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Cumple 25 años el Archivo Histórico de Zacatecas 
Deslumbra al público la Academia de Baile Karla Parga
La Guadalupana
Se presenta con éxito Dulce Amarga Navidad
Participan adultos mayores en la Feria de la Virgen 
Retrocracia
Al tiempo
La Joya está lista para los XV años de Rubí y sus invitados
Mancera: vetaré nuevo impuesto; Ley de Vivienda de la CDMX
Sale el primer trailer de Spider-Man: Homecoming
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.65
Venta 22.15

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad