Sunday 11 de December de 2016

Pese a la lluvia, continúa la corrida

Juan Manuel Calderón      22 Sep 2014 00:30:11

A- A A+

Compartir:
  • Pedro Gutiérrez El Capea soportó la lluvia y siguió toreando. (Oscar Baez) Pedro Gutiérrez El Capea soportó la lluvia y siguió toreando. (Oscar Baez)
  • Los monosabios tuvieron la titánica tarea de destapar la coladera. (Oscar Baez) Los monosabios tuvieron la titánica tarea de destapar la coladera. (Oscar Baez)
  • Fabián Barba fue ovacionado en varias ocasiones. (Oscar Baez) Fabián Barba fue ovacionado en varias ocasiones. (Oscar Baez)
  • Sergio Flores logró un estoque con el que dio muerte al toro. (Oscar Baez) Sergio Flores logró un estoque con el que dio muerte al toro. (Oscar Baez)
  • El gobernador Miguel Alonso estuvo acompañado de Priscila Ibarra, María Elena Rosas y Roberto Luévano. (Oscar Baez) El gobernador Miguel Alonso estuvo acompañado de Priscila Ibarra, María Elena Rosas y Roberto Luévano. (Oscar Baez)
  • El tlaxcalteca recibió a su primer toro en la última corrida del serial. (Oscar Baez) El tlaxcalteca recibió a su primer toro en la última corrida del serial. (Oscar Baez)
  • Los picadores estuvieron atentos a las faenas. (Oscar Baez) Los picadores estuvieron atentos a las faenas. (Oscar Baez)
  • Los aficionados, presentes. (Oscar Baez) Los aficionados, presentes. (Oscar Baez)
  • No podían faltar las bellezas Susana, Andrea y Ale. (Oscar Baez) No podían faltar las bellezas Susana, Andrea y Ale. (Oscar Baez)
  • El zacatecano Antonio Romero cortó la primera oreja de la tarde. (Oscar Baez) El zacatecano Antonio Romero cortó la primera oreja de la tarde. (Oscar Baez)
Imagen de


Con un torrencial aguacero que se desató en el cuarto toro de la tarde, cayó el telón del serial taurino de la Fenaza 2014, en el que el zacatecano Antonio Romero y el mexiquense Sergio Flores cortaron oreja cada uno, a su segundo toro de la ganadería de José Julián Llaguno.

Se luce Antonio Romero
El torero de casa, a su segundo toro, “Quicho”, de 470 kilos, le realizó una faena variada de derecha, chicuelinas, naturales, adornándose con el “teléfono”.

La bestia se prestó para que Antonio Romero se luciera y dejara constancia que su estancia en España no fue de paseo.

El zacatecano mostró un toreo más cuajado, con pases templados corriendo la muleta por todo lo bajo, aprovechando la regular embestida del astado y finalmente matarlo de certera estocada, haciéndose merecedor a una oreja.

Su segundo rival, “Xarucho”, de 535 kilos, se prestó menos para la lidia, aunque sí, por momentos aceptó la invitación del torero para que le pegara una faena regular, pero inferior a la que le hizo al primero.
El toro resultó lento, tardaba en embestir, por lo que Romero lo despachó también en el primer espadazo, recibiendo la ovación de la gente.

Sergio Flores se va con una oreja
Al torero mexiquense, su primer toro, “Joaquinillo”, de 505 kilos, resultó manso, quedado, distraído y atornillado, al que poco pudo sacarle pese a que Flores se portó voluntarioso, pero al ver que el burel no traía nada, decidió matarlo pronto.

En el primer intento dejó una estocada delantera y poco contraria; el toro se amorcilló, tumbándolo en descabello, siendo ovacionado.

El segundo rival, “Tatiú”, de 495 kilos, le salió mejor, se prestó para que con la muleta le ligara pases largos de derecha, naturales, lado por donde entró mejor a la roja, rematando con el de pecho.
En sí, hizo una faena de mucha entrega y valor, matando en el primer intento para que el juez le diera una oreja.

Fabián Barba, ovacionado
Al espada hidrocálido le correspondieron en turno a “Don Luis” y “Pepito”, de 459 y 468 kilos; en ambos toros Barba estuvo torero, buscando el lado bueno por donde humillaran sus rivales, insistiendo con la muleta por ambos lados, logrando sacar buenos pases a los astados, siendo a su segundo toro al que le realizó mejor faena para una posible oreja, pero la espada no le respondió y todo quedó en ovación.
Pedro Gutiérrez, torero completo

Pedro Gutiérrez El Capea, sin duda alguna es un torero completo, que sabe su oficio; a su primer toro, “Panzón”, de 511 kilos, inició bien con el capote pegándole, pasándolo con farol de rodillas, doblones, chicuelinas y revolera.

Pero el toro pronto comenzó a mostrar lentitud cuando Gutiérrez lo comenzó a torear con la muleta metiéndose entre los pitones, haciéndole una faena regular.

Pronto se acabó el animal, entró a matar, falló, siendo necesario recurrir al descabello para acabar con la vida del astado y recibió una ovación.

Su segundo en turno, “Cuchis”, de 465 kilos, el mejor del lote de Llaguno, superó lo hecho con el primero, entrregándosele la gente con los olés, muy buena faena realizó El Capea, buena para corte de una oreja, sin embargo, volvió a fallar con la espada y fue nuevamente ovacionado.

El aguacero
Se lidiaba el cuarto toro de la tarde, cuando sorpresivamente se desató tremendo aguacero; el ruedo se convirtió en una alberca, todo mundo buscaba protegerse del chubasco, menos los toreros que siguieron la lidia, principalmente El Capea, que junto con el toro soportó la tormenta.

Para el quinto toro se esperaba que el juez de plaza indicara la suspensión de la corrida, pero no fue así, hubo una tregua de casi 45 minutos mientras los monosabios destaparon el drenaje del ruedo para que escurriera el agua.

Cuarto, quinto y sexto toro se lidiaron en medio de la alberca que se formó en el ruedo; ya pasada la tempestad,  siguió la corrida con la lidia del séptimo y octavo astado.

El juez
El juez de plaza es el representante del presidente municipal y tiene toda la autoridad para decidir si suspende o no una corrida de acuerdo a las condiciones como se encuentre el ruedo.

A la mano tiene el reglamento taurino para consultarlo en caso de no saber qué decisión tomar, porque sí era necesario suspender la corrida para no exponer el físico de los toreros.

Para el colmo, los toros sexto, séptimo y octavo no fueron banderillados, esto nunca se había visto en la Plaza Monumental de Zacatecas o en otras plazas por causas de lluvia, tenían que ser puestos los palos, así lo señalaron conocedores del medio taurino, pero el juez hizo caso omiso al reglamento, lo cual indica una falta de respeto a quienes pagan su boleto para presenciar una corrida.
Así se dio el cerrojazo al serial taurino de la Fenaza 2014.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad