Wednesday 22 de March de 2017

2014, el Apocalipsis y Punto Final 

Pablo Torres Corpus      7 Jan 2014 21:10:06

A- A A+

Compartir:
Al iniciar cada año sideral la mayoría de las personas tendemos a pronosticar o hasta predecir lo que ocurrirá en el nuevo ciclo.

Regularmente los augurios son personales y generales; los primeros suelen ser optimistas, favorables, creemos y pedimos que nos vaya bien en el trabajo, la familia y lo inmediato; los segundos suelen ser pesimistas desalentadores y cada año pareciera que todo estará peor que nunca.

Así, a principios de cada enero, el nuevo año pinta para ser el peor, las amenazas se multiplican y pareciera que ahora sí no la libraremos. Pero cada año es lo mismo y aquí seguimos.

Si repasamos, cada año tiene sus miedos, fobias y verdugos que desde luego son para atenderse o hasta preocuparse, pero no para alimentar un funesto pesimismo.

Hasta hace 12 años el miedo recurrente en México era económico, en las devaluaciones y la inflación se encarnaban los monstruos que acabarían no solo con la felicidad sino con el país entero.

Luego los temores eran a los narcos, los poderosos cárteles que harían de México un Estado fallido, que harían a todos drogadictos, deudos o difuntos.

Más inmediato el temor ha sido a una amplísima rebelión social que sacudiría el país por tanta injusticia con el plus de la provocación por las reformas: educativa, hacendaría, telecomunicaciones y energética.

Lo anterior sin contar los casos míticos como el chupacabras, las profecías mayas o de Nostradamus. Sí nos vamos al detalle las fallidas predicciones del Apocalipsis se multiplican.

No desconocemos los problemas, claro que las crisis económicas han mermado nuestro crecimiento y limitado nuestros sueños. Claro que el narco nos ha herido, llenado de luto y atemorizado. Por supuesto que hay inconformidad social notable.

Es evidente que 2014 como cada año presenta amenazas, riesgos y problemas, pero ninguno apocalíptico que acabé con el país y mucho menos con el planeta. No ha existido año sin problemas ni amenazas.

Pero afortunadamente ninguno de estos fenómenos ha alcanzado las completamente devastadoras predicciones que se les atribuían a cada uno principio de su respectivo año.

Sin dejar de ocuparnos (que no preocuparse) de estas calamidades, debemos de celebrar que con todo lo bueno y malo nuevamente estamos recibiendo un nuevo año, tal vez haciendo pronósticos cataclisticos pero aquí seguimos.

Con más base en estadísticas que en buenos deseos, estoy seguro que en 2015 la mayoría seguiremos con vida, lo cual es un asunto general, cómo vivirla es asunto personal.

Punto Final
Los años son como las promesas, si no se cumplen no sirven de nada.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Asesinan un hombre en Tránsito Pesado
El Chichilo protagoniza una riña
Hombre se dispara en el pie por accidente
Civiles armados agreden a balazos menor de edad
Registran baja en ventas por paro de labores en la UAZ
Advertido, funcionario de la Conafor por hacer mal uso de vehículo oficial 
Video: Rinoceronte 'pide' a camarógrafo que le rasque la panza
Del Castillo lamenta no estar en México con Ingobernable
Cornada a Romero
Durante febrero se reportaron 135 mil 766 delitos del fuero común
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 19.01
Venta 19.51
€uro
Compra 20.51
Venta 21.01

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad