Tuesday 06 de December de 2016

Salario mínimo, esfuerzo máximo

Juan Francisco del Real Sánchez      6 Aug 2014 20:00:03

A- A A+

Compartir:
Muchos son los ciudadanos, ya sean padres de familia, amas de casa, obreros, o empleados en general que viven al día para mantener a su familia, escuchamos en las calles, barrios y colonias que el salario mínimo no es suficiente para solventar los gastos básicos de primera necesidad, ya sea de la canasta básica, vivienda, vestido, educación o salud, hecho que coloca en estado de indefensión económica y desigualdad de oportunidades a millones de mexicanos.

No es en la macroeconomía, tampoco en el discurso político, sino en el bolsillo de muchos mexicanos que se ha demostrado desde hace varios años y por muchos estudios realizados que el salario mínimo es insuficiente, familias enteras hacen un esfuerzo extraordinario para sobrevivir con los mínimos indispensables. Ahora resulta de gran aportación que sea un organismo internacional como la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL), la que mencione que el salario mínimo en México, se ubica por debajo del umbral de la pobreza.

Según Alicia Bárcenas, secretaria ejecutiva de la CEPAL, aseguró que “el salario mínimo en México ha sufrido una devaluación del 70%, y el 14% de la población económicamente activa percibe dos salarios mínimos que resultan claramente insuficientes”.

Si se atiende lo que consagra la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su parte de los Derechos Humanos y sus Garantías, es evidente han quedado olvidados al no darse oportunidades a los mexicanos para acceder a una vivienda digna conforme a sus necesidades o de poder enviar a sus hijos a una escuela laica y gratuita, si el salario mínimo que ganan, apenas les permite cubrir una deficiente alimentación.

El artículo 123 constitucional establece que la remuneración al trabajo desempeñado debe de ser suficiente para que un jefe de familia pueda proveer de alimento, educación vivienda y hasta de actividades recreativas a su familia.

Mientras que en la vida cotidiana, los mexicanos que ganan un salario mínimo son 6.7 millones y quienes ganan entre uno y dos salarios mínimos llegan a ser 12 millones de mexicanos, en el contexto de esta realidad, de nada servirá contar con mejores políticas públicas, programas sociales, cruzadas nacionales, o cualquier otras actividad orientada a combatir la pobreza. Si los trabajadores formales perciben un salario por debajo de la línea de la pobreza, ésta permanecerá.

Mejorar el salario mínimo permitirá disminuir la desigualdad, pero aunado a esto se deben generar los empleos suficientes, o fomentar el autoempleo, además de capacitar a los sujetos para su desempeño, si no existe esta condición existirán pocos trabajos y mal remunerados, por el contrario, más oportunidades de empleo y mejor salario se verá reflejado en una mejor calidad de vida para muchos mexicanos.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Inician proceso legislativo para destituir al 'Cuau'
Quiso darle una sorpresa a su novio y se mató camino a su boda
Conmociona a Colombia violación y asesinato de niña de siete años
Ciudadanos 
‘Reaparece’ Javier Duarte con publicación en Facebook
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.88
Venta 22.38

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad