Saturday 03 de December de 2016
»Recuerdan a personajes que participaron en la Toma de Zacatecas 

Santa Rita y su gente durante la Revolución

Leonor Rodríguez      3 May 2014 22:01:30

A- A A+

Compartir:
  • Azorados por soldados, revolucionarios y bandoleros, la gente del poblado corría al Cerro del Chiquihuitillo a esconderse. (Archivo) Azorados por soldados, revolucionarios y bandoleros, la gente del poblado corría al Cerro del Chiquihuitillo a esconderse. (Archivo)
  • El rancho El Refugio pertenecía a Luis de la Rosa Berriozabal, también dueño de la hacienda La Pendencia. Postal de la Universidad Autónoma de Zacatecas. (Archivo) El rancho El Refugio pertenecía a Luis de la Rosa Berriozabal, también dueño de la hacienda La Pendencia. Postal de la Universidad Autónoma de Zacatecas. (Archivo)
  • La batalla de Pinos fue en mayo. Postal de la Universidad Autónoma de Zacatecas. (Archivo) La batalla de Pinos fue en mayo. Postal de la Universidad Autónoma de Zacatecas. (Archivo)
Imagen de


Santa Rita, al igual que otros poblados del país, no forma parte de los anales de la historia de la Revolución Mexicana.

No hay referencias que señalen sucesos memorables o significativos que haya registrado la historia durante el movimiento armado.

Indiscutiblemente los semblantes atónitos de los lugareños vieron pasar por estos lugares a gente armada, como fue en aquellos días de mayo de 1914 en que después de haber librado la batalla de Pinos, tropas de hombres cansados, malheridos y hambrientos transitaron por lo que hoy es Villa Hidalgo y la comunidad El Tepetate.

Aún así, los pobladores atendieron a los que demandaban alimentos, que por la guerra escaseaban, y les dieron lo que tenían: tortillas, esquite y jarras de aguamiel. 

Hubo una buena cantidad de hombres que fueron reclutados por el Ejército Federal, como Manuel Sánchez y Federico Renovato, quien espantado comentaba que a pesar del encarnizado enfrentamiento contra revolucionarios pudo salvar su vida, aunque perdió parte del sentido auditivo.

Sin embargo, otros fueron llevados por leva como Máximo y Santiago Muñoz y Jesús Portillo Sánchez, de El Tepetate; Andrés Rodríguez, de La Ballena y Victoriano Rodríguez, de La Lagunita, localidades de Villa Hidalgo.

Otros personajes participaron de manera activa y decidida en el movimiento armado; entre ellos están Rafael Delgado y los hermanos del mismo nombre, que se diferenciaban por su edad y eran llamados Eulalio Saucedo chico y grande.

A ellos se suman los hermanos Jesús y Vicente Guerrero Briseño, de El Tepetate. Todos ellos se incorporaron en las tropas revolucionarias que se encontraban en la comunidad de San Diego, Noria de Ángeles.

A ese grupo ya se encontraba integrado Cipriano Acosta, originario de Santa Rita, quien ya tenía nombramiento de coronel en la tropa carrancista.

Estos personajes mencionados, y algunos más que se me escapan, regresaron a su patria chica; otros más perecieron en los enfrentamientos tanto de la Revolución como en la Toma de Zacatecas, y otros tantos se establecieron en otras ciudades.

Sin embargo, es indudable que el sentido patriótico y de arrojo llamó a estos hombres a enfrentarse a un enemigo que pisaba fuerte, como lo fue el descontento y desigualdad social que imperaba en el México del siglo 20.

El miedo
La gente de Santa Rita vivía azorada por los grupos de revolucionarios, federales y aquellos bandoleros que se aprovechaban de su temor y les robaban lo poco que tenían: el ganado, que era el sustento de sus familias y los alimentos, que consistían en tortillas elaboradas con parte del jocollo del maguey y un poco de nixtamal, además de aguamiel.

Cuando los pobladores escuchaban el tropel de caballos, corrían al Cerro del Chiquihuitillo a esconderse; otros más osados se metían a los pozos de agua para protegerse.

Durante los años de la Revolución se construyó una presa que llamamos Del Cedazo, porque el terreno donde está construida no retiene agua y toda se va por la compuerta orientada al este, que tiene una piedra marcada con el año de 1910.

En la parte céntrica se levanta una base de piedra que funcionaba para captar el agua; ahí también hay una piedra labrada, pero con 1914, año de la Toma de Zacatecas.

Esta presa fue construida por el dueño de la hacienda La Pendencia y de los ranchos mezcaleros de El Refugio y Presa de Valenzuela, que se encuentran en el territorio de Villa Hidalgo.

Luis de la Rosa Berriozabal, a pesar de haber sido advertido por el ingeniero de la obra de que no iba a funcionar la presa, hizo caso omiso, pues el objetivo de mencionada edificación era dar empleo a los hombres de sus haciendas y de Santa Rita para que no se fueran a la Revolución.

Quedan para la posteridad los nombres de aquellos hombres de Santa Rita que participaron en la cruel Toma de Zacatecas y el monumento histórico como testigo de un pueblo decidido y resuelto a enfrentar con brío los nuevos tiempos.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Carambola brutal; mueren 2 personas
Hallan equipo de espionaje en el Congreso de Aguascalientes
Economía incierta para 2017: analistas; efecto Trump
Le llueven más cargos a Duarte; presentan denuncia por omisiones
Muro de Trump traería graves consecuencias para la biodiversidad: PNUMA
Se impulsará expansión del libre comercio: Peña
Busca Inapam incrementar beneficios para adultos mayores 
Salud apuesta a reducir las muertes maternas
Ganan meseros un promedio de 28 pesos la hora
Los hermanitos Ramos esperan con fe al Niño Dios
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad