Friday 02 de December de 2016

Se alquila Zacatecas 

Édgar Félix      27 Jan 2014 20:10:07

A- A A+

Compartir:
Poco después de la Toma de Zacatecas en la estación del ferrocarril pendía un enorme cartel con un mensaje por demás sugerente: “Se alquila esta ciudad”.

Eran los años de la desgracia, porque de 60 mil habitantes que había antes de que Pancho Villa y Felipe Ángeles derrocaran al ejército federal en la capital del estado pasaron a una reducida cifra de sólo 5 mil personas. De los 55 mil ausentes, una mayoría murió en la matanza, otros fueron víctimas de la epidemia de tifo y algunos más huyeron atemorizados. Zacatecas se despobló, entonces, como ahora muchas comunidades han quedado casi sin habitantes por la matazón silente que realizan las mafias del narcotráfico.

Esta anécdota del cartel y los datos son mencionados en las memorias del periodista Renato Leduc, quien por esos años trabajó casi un año en la oficina central de Zacatecas de Telégrafos de México. Un siglo después no vendría mal un letrero similar, ante la falta de tranquilidad y seguridad.

Zacatecas por entonces nombró por órdenes de Pancho Villa la calle principal (hoy Miguel Hidalgo) como José María Pino Suárez, en honor al vicepresidente asesinado junto con Madero, pero algunos políticos zacatecanos detractores de la revolución mexicana cambiaron la nomenclatura por como la conocemos ahora. ¿Por qué no devolver el nombre a esa calle principal como la bautizó Doroteo Arango? Sería un verdadero acto de justicia y honestidad durante los festejos de los 100 años de la Toma de Zacatecas.

Esa misma calle por donde discurren varias escenas de la novela de Mariano Azuela, Los de Abajo. Por donde todavía se observan en las canteras que la abrazan decenas de impactos de balas. Hay que observar bien sus fachadas, los arcos, sus leones de cantera, los querubines petrificados, sus balcones de hierro, las balaustradas. Por ahí corrió la sangre de miles de zacatecanos que creyeron en la revolución y que ni siquiera se respetó la orden de Pancho Villa de nombrar esta avenida como José María Pino Suárez. No es la calle principal, es la historia que la contiene.

No por demeritar a Hidalgo, de quien se exhibió, precisamente en esta calle, su cabeza. No. Es cumplir la orden del general revolucionario que le vino a dar esa connotación estratégica e histórica a la Toma de Zacatecas. Digo, para ser congruentes con la historia que nos cobija desde La Bufa y sus alrededores. De ello, el nieto de Pino Suárez, José María Pino Méndez, quien vive en Zacatecas, podría explicar muchísimo esos años que ahora celebran con gran pompa y lujo.

Sería, también, salirnos de los aburridos lugares comunes de siempre, de la historia chabacana. Esa historia repetida una y otra vez, en esas ceremonias oficiales realizadas en La Bufa. Hay muchas historias, alrededor de aquellos aciagos años, que merecen ser contadas. Una de ellas es la calle principal José María Pino Suárez y no Miguel Hidalgo, con todo el respeto al cura Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mandarte Villaseñor. O, de plano, alquilar la ciudad.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
El inmenso dolor de una sobreviviente: ‘estoy en shock’
Choque por culpa de la lluvia, deja cuantiosos daños materiales
Cierran vialidad por presencia de Amoniaco en Río Grande
La conoció en redes sociales; mató a pareja tras plagiarla
Tom Ford tampoco vestirá a Melania Trump
Revelan video de sobreviviente de 'avionazo' en Colombia
Cambian los granos y el maíz por árboles de navidad
Inauguran la Feria de la Miel
Schmidt ve normal la sequía goleadora de ‘Chicharito’
Falso que haya ‘bono navideño’ para diputados, asegura Javier Bolaños
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad