Thursday 08 de December de 2016
»Se quejan de "cochinero" en Chalchihuites; matan animales en zona urbana 

Se oxidan rastros sin ser aprovechados 

Xxxxx

Redacción      4 May 2014 22:10:05

A- A A+

Compartir:
  • El nuevo rastro de Jerez está ubicado en una área de difícil acceso para los vehículos.    (Silvia Vanegas) El nuevo rastro de Jerez está ubicado en una área de difícil acceso para los vehículos. (Silvia Vanegas)
  • Dicen que carniceros de Chalchihuites no quisieron irse al nuevo rastro.     (Brenda Fernández) Dicen que carniceros de Chalchihuites no quisieron irse al nuevo rastro. (Brenda Fernández)
  • El rastro de Apulco está en mal estado.  (Miguel Correa) El rastro de Apulco está en mal estado. (Miguel Correa)
Imagen de


Saqueados, deteriorados y sin fecha para que las autoridades los pongan en operación están los proyectos de rastros en Jerez, Chalchihuites y Apulco.

El abandono desde las anteriores administraciones y la mala planeación en las obras han sido factores por los cuales se complica la apertura de estos inmuebles.

En Jerez, el nuevo rastro que comenzó a construirse desde la administración de Alma Ávila Cortés no podrá ser utilizado, consideró Héctor Alfredo Márquez Medina.

El director de Desarrollo Económico y Social explicó que la estructura del inmueble tiene deficiencias, producto de la mala planeación.

Explicó que entre los problemas se ha observado que las canales de la carne arrastrarían y se deberán subir los techos. Para arreglar estos desperfectos se tendrían que invertir unos
3 millones de pesos, refirió Márquez Medina.

Además, advirtió que otro costo sería el estudio y obras para la remodelación de los accesos al inmueble. Expuso que mientras estos accesos no estén en condiciones para trasladar la carne el rastro no podrá utilizarse.

Y es que las pendientes son muy elevadas, lo que podría provocar un accidente al momento de que los tablajeros quieran subir con sus camionetas cargadas de ganado.

El funcionario también dijo que el espacio al interior del edificio no es suficiente para maniobrar la carne, lo que generaría que esta se contamine y deteriore mientras la muevan.

Consideró que estos puntos se tendrían que valorar si es que se contempla echar a andar el matadero. Mientras tanto, los sacrificios se hacen en el viejo rastro de Jerez.

En Chachihuites el nuevo es “inoperable”
El proyecto del rastro en Chalchihuites “es inoperable”, aseguró el contralor municipal, Luis Felipe Meza Hernández.

Recordó que desde la administración 2001-2004, de Federico Esparza Hernández, se comenzó con el proyecto y hasta la fecha “no se le ha dado continuidad”.

Explicó que entre los principales problemas de la construcción es que no tiene servicios de agua potable, luz eléctrica. Tampoco hay corrales de manejo.

Mientras tanto, el inmueble se sigue deteriorando. “Hasta las láminas las levantó el aire”, dijo al advertir que el rastro “se usa para el vandalismo y el grafiti”. Estimó que para ponerlo en operación se ocuparía una inversión aproximada de 1 millón de pesos.

Alfredo Macías Rosales, titular de Desarrollo Social, admitió que “es una obra abandonada”, puesto que no se le ha dado seguimiento a la obra. Dijo desconocer si hay planes para retomar el proyecto.

Mientras tanto, vecinos del actual rastro, ubicado en la calle Independencia, se quejan de los malos olores que despide el inmueble, ubicado en zona urbana.


“Es un cochinero lleno de moscas”, dijo Gloria Meza, quien vive cerca del rastro. Explicó que en el vecindario se enferman continuamente del estómago, pues del drenaje salen las moscas que son un foco de infección.

Recordó que se tiene el proyecto del nuevo rastro, “pero los carniceros de aquí no quisieron que se fuera tan lejos, y en ese entonces el presidente les hizo caso”. La mujer hizo un llamado al alcalde Pedro Miranda “para que se dé prisa; urge que hagan algo”.

Dijo que cuando se hizo el rastro “no había casas, pero ahora ya está poblado y ya no podemos seguir así”.

También dijo que el transporte de la carne tiene deficiencias. “De qué sirve que la laven ahí si la sacan en una camioneta normal, colgada la carne expuesta a la tierra y así se las llevan a las carnicerías”, expresó.

Lo tienen prestado
En el caso de Apulco, el gobierno de Daniel Donoso lo cedió como préstamo a un particular y sin embargo el inmueble no se aprovecha como debiera, pues los sacrificios son muy esporádicos.

El secretario de gobierno, Alíbar Ibarra, recordó que este rastro fue construido hace más de 10 años por la administración que encabezaba Ramón García.

El gobierno de Apulco nunca pudo ponerlo en marcha y al pasar de los años los vándalos fueron extrayendo el cobre de las instalaciones eléctricas de la estructura. El rastro cada vez se iba deteriorando más.

Apenas este año, un particular solicitó al ayuntamiento un permiso por seis meses para ocupar el inmueble. Por autorización de cabildo, se cedió el inmueble.

Ibarra aclaró que el rastro no está en óptimas condiciones de operación y solo se utiliza de manera esporádica con animales accidentados. Así pues, los sacrificios no son frecuentes.

El funcionario explicó que debido a que la población se dedica en gran parte a la ganadería, cada quién engorda a sus animales para ser alimentados. Sin embargo, la mayor parte de la gente prefiere sacrificar el ganado por su cuenta, así que el rastro prácticamente no tuvo demanda.

Por ello, Ibarra consideró que no es completamente factible tener un rastro en el municipio.

Una vez que termine el contrato de préstamo del rastro, dependerá del cabildo si se reactiva o se destina para otra actividad.

Con información de Silvia
Vanegas, Brenda Fernández y César González





Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
El eterno viajero
Conmemora el Museo de Guadalupe su centenario
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.29
Venta 20.79
€uro
Compra 21.88
Venta 22.38

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad