Wednesday 07 de December de 2016
»Llegaron desde el DF a la Fenaza  

Se resisten organilleros a dejar su oficio

Raúl Silva      14 Sep 2014 00:04:54

A- A A+

Compartir:
Vestidos de beige, esperan una moneda, mientras mueven la manivela. (Miguel Correa)
Vestidos de beige, esperan una moneda, mientras mueven la manivela. (Miguel Correa)
Con su sonido inusual y novedoso, los organilleros dan un aire nostálgico y quieto a la fiesta que se vive en las instalaciones de la Feria Nacional de Zacatecas (Fenaza).

Los más adultos suelen identificar los acordes de Las golondrinas, Las mañanitas, La Vikina y Cielito lindo, entre otras.

Los ves con sus típicos pantalones, camisola y una gorra en color beige en mano, pidiendo una moneda a los feriantes, mientras que siguen tocando algunas canciones conocidas.

El oficio del organillero se mantiene vigente y se niega a morir, de ahí que Héctor Troncoso y Érik Santiago conservan esta tradición desde que eran pequeños.

Es la segunda ocasión que acuden a la Fenaza y con tristeza ven que el relevo de nuevas generaciones ha propiciado que ya no se valore el oficio, pero siguen de pie mostrando el peculiar silbido que emite esa caja de madera.

Con 10 años en el oficio, Héctor Troncoso comenta que tocar ese instrumento es una tradición familiar de cinco generaciones, que no está dispuesto a perder.

Escuchar al organillero ya no es agradable para los jóvenes, comenta, mientras sigue moviendo la manivela que hace que salga el sonido.

A unos cuantos metros de distancia se encuentra Érik Santiago, quien tiene 17 años siendo organillero, pide una moneda, unos se la niegan, pero otros más sí la dan.

En su estancia en la feria de Zacatecas inician su jornada a partir del mediodía y terminan “hasta que el cuerpo aguante”, comentan los dos jóvenes originarios del Distrito Federal.

Tomar en sus manos la manivela del organillo para tocar las coplas del repertorio musical es una sensación placentera, explican, aunque lo más difícil es sin duda cargar esa caja que pesa unos 48 kilos, pese a que se sostiene con un zanco.

El oficio del organillero es una actividad que inició desde principios del siglo 20 sobre las estrechas calles del Centro Histórico de la capital mexicana, con organillos o cilindros importados de Alemania.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.33
Venta 20.83
€uro
Compra 21.84
Venta 22.34

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad