Friday 09 de December de 2016

Si no se gobierna para todos, se desgobierna 

J. Luis Medina Lizalde      13 Jul 2014 23:20:09

A- A A+

Compartir:
Pocas veces sucede, pero sucede. El consorcio canadiense Goldcorp, concesionario de la mina Peñasquito, en Mazapil, perdió una trascendente batalla jurídica.

Una sentencia definitiva ordena devolver 600 hectáreas a 29 ejidatarios que, por la vía jurídica, dieron batalla legal para reclamar una superficie que alberga el 60% del tajo que explota la compañía.

Un par de modestos abogados zacatecanos le dieron las buenas y las malas a uno de esos despachos jurídicos de altos vuelos que contratan los que tienen con qué pagarles.

Ante este hecho, el Gobierno del Estado interpone un amparo pese a carecer de interés jurídico el caso (expediente 365/2014). Asumiendo una conducta chicanera, llama a juicio como terceros interesados a cinco individuos que ya fueron oídos y vencidos (dos residen en San Luis Potosí, uno en Guanajuato, otro en Guadalajara y otro en Hermosillo, Sonora).

Es entendible que un gobierno se esmere por facilitar el adecuado desenvolvimiento de toda actividad económica que genere empleos e impuestos, pero hay modos legítimos de hacerlo. Lo censurable es que se convierta en defensor de oficio de una de las partes en conflicto una vez que la ley ha dicho su última palabra.

Con su acción, el Gobierno del Estado estimula el menosprecio por la legalidad y su propia legitimidad. A los inversionistas les envía señal de tolerancia sin límite a su resistencia, al considerar los legítimos intereses que encuentran en el camino: poseedores de tierras y aguas, trabajadores o pobladores expuestos a la contaminación y daños físicos a sus casas.

¿Se imagina qué pensarán los ejidatarios que, cuando las instituciones les dan la razón, su gobierno, en vez de apoyarlos, se pone en su contra?

De poderes y podercitos
Todo mundo identifica poderes fácticos por encima de los formales, aunque solemos pensar en ellos en el plano nacional sin atender los que operan en nuestra realidad inmediata.

Hay poderes fácticos de tiempo determinado, como los familiares o allegados de quien ejerce el poder durante un trienio o un sexenio y que imponen decisiones, quitan, ponen, otorgan contratos y los cancelan a voluntad, dan y quitan empleos en la administración pública, cobran diezmos y hasta imponen candidatos.


Zacatecas tiene una larga lista. Los hay de tiempo completo, de influencia limitada y nivel variable. Son los notables del rumbo y frecuentes beneficiarios del “afán de servir” de políticos de temporada. Su estatus trasciende sexenios.

Poderes fácticos determinantes son los capaces de decidir lo trascendente en su provecho, siempre cobijados por su aportación “al bienestar general”. A esa especie pertenecen las empresas mineras que se han aposentado en las últimas décadas en Zacatecas y que en 10 años han extraído más toneladas de plata y oro que en tres siglos de la etapa colonial.

En los conflictos sociales de los últimos años generados en Zacatecas se ha podido advertir que las empresas mineras son favorecidas por alcaldes, agentes de la Policía Ministerial, funcionarios estatales y federales y por los titulares del Ejecutivo en turno, en detrimento de sectores con alguna demanda específica. Parece que no hay de otra, pero eso no es verdad.

Sí hay de otra
El conflicto laboral en la mina El Coronel, el cual culminó en un recuento democrático que derrotó el intento de imponer a los trabajadores un sindicato distinto al escogido por ellos, fue la ocasión para que el alcalde Husain Vitar diera respaldo expreso y activo a los trabajadores y Ojocaliente no fue invadido por los marinos ni tuvo mayores disgustos que los que le dan algunos regidores.

Tiempo antes, Cuauhtémoc Calderón demostró que Slim no muerde y reclamó el pago de impuestos al monopolio telefónico, sin que por eso lo destituyeran y lo mandaran a Islas Marías.

Hay margen suficiente para que el Gobierno del Estado se asuma gobierno de todos y no personero de poderes fácticos que quizás estarían más dispuestos a conciliar intereses si no tuvieran de su lado tanta incondicionalidad. Todo gobierno que aspira al respeto de los gobernados tiene que empezar por respetarse así mismo.

Nos encontramos el jueves en El recreo.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
A plena luz del día asesinan a 3 hombres en Calera
Madre finge que le robaron a su bebé para ocultar que lo asesinó
Por frío, cobijan a bebé en exceso y muere asfixiado
Llega a casa de su hijo; lo encuentra muerto
Balean dos viviendas del Centro Histórico de la capital
Se quedan comerciantes del mercado Arroyo de la Plata hasta el 15 de enero
Se desploma aeronave de Fuerza Aérea Mexicana; mueren 2
La Joya está lista para los XV años de Rubí y sus invitados
Reporta la Ssa sexta víctima por influenza de la temporada
Guillermo Figueroa, con el bat encendido
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.65
Venta 22.15

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad