Wednesday 07 de December de 2016
»Compensan ingresos la informalidad y riesgos de la actividad 

Trabajo sexual, un oficio también hecho por los hombres

Heraclio Castillo      3 Aug 2014 21:00:02

A- A A+

Compartir:
  • (Imagen) (Imagen)
  • En algunos casos, los strippers realizan presentaciones con desnudos completos. (Heraclio Castillo) En algunos casos, los strippers realizan presentaciones con desnudos completos. (Heraclio Castillo)
  • El gimnasio es parte de su rutina. (Heraclio Castillo) El gimnasio es parte de su rutina. (Heraclio Castillo)
Imagen de


Cuerpos esculturales y ropa interior diminuta son suficientes para ocultar un trabajo desarrollado de forma clandestina, en el que hombres jóvenes se desnudan frente a otros hombres y mujeres a fin de tener un ingreso que les permita continuar sus estudios o para el sustento familiar y, en otros casos, por mero placer.

Aunque la mayoría son strippers, algunos llevan el oficio más allá para dedicarse a la prostitución, con el riesgo que implica el sexo sin protección, además de no tener acceso a la seguridad social, no percibir un ingreso fijo y en algunos casos comprometer la integridad física para ganar un poco más de dinero.

El contacto por lo regular es a través de un agente o representante, quien cobra al cliente un anticipo equivalente al 50% del monto total por una presentación, la cual puede costar desde 2 mil pesos hasta más de 10 mil por stripper, aunque este debe pagar a su representante una comisión de entre 25% y 30% de lo que perciba.

Si en Zacatecas ha sido complicado tener un padrón de trabajadoras sexuales, en el caso de los hombres es aún más difícil, pues por lo regular la red se maneja a partir de contactos y no en un establecimiento específico. Además, la tecnología ha abierto nuevas puertas a este oficio para hacerlo más independiente, sin necesidad de recurrir a un agente para conseguir clientes.

Martín, más conocido como El Pantera, es solo uno de tantos jóvenes que gustan de esculpir su cuerpo en el gimnasio. Su primera “oportunidad” llegó hace unos tres años, cuando él tenía solo 20 años de edad. Originario del municipio de Tlaltenango, llegó a la capital del estado para cursar una licenciatura.

Debido a la falta de recursos, sus padres no podían enviarle dinero suficiente para costear sus gastos más elementales, por ello decidió entrar a trabajar como mesero en un bar. Por las mañanas se levantaba temprano para ir al gimnasio, de ahí iba a la escuela y por las noches se dedicaba a trabajar.

Unos meses después, uno de sus compañeros del gimnasio le ofreció acudir como stripper a una despedida de soltera; le pagarían 2 mil pesos y, si tenía suerte, habría más trabajos de este tipo de forma ocasional.

“La primera vez estás todo nervioso porque no sabes qué hacer; ya luego aprendes a moverte, lo que les gusta, porque debes pensar que es un show y que debes entretenerlas”, expresa.

Con el tiempo, el oficio le permitió ganar ingresos suficientes para concluir su carrera y ahora, con su título de licenciatura, está a punto de partir a Nuevo León para cursar una maestría. Afirma que gracias a esta red en la que ha trabajado en los últimos dos años podrá costear sus estudios de posgrado mientras se presenta en antros y bares de Monterrey, donde, asegura, “te pagan mejor que en cualquier lado”.

Como Martín, El Rulas también asiste al mismo gimnasio. Recuerda que se inició en una despedida de soltera, aunque las cosas fueron más allá en su primera experiencia. “La morra andaba bien sobres y entonces se me hizo fácil, pero luego resultó que estaba embarazada y, ni modo, me tuve que casar”, afirma.

No obstante, eso no ha sido impedimento para que continúe su trabajo como stripper, “de algo se tiene que vivir”. Su esposa, quien pidió ser llamada Angélica, dice estar de acuerdo con la actividad que realiza El Rulas, “yo nomás le digo que se cuide y que no ande de caliente”.

Para ella, este oficio les ha permitido mantenerse, aunque “no es algo que vaya a durar”, por ello insiste a su esposo en que continúe sus estudios “por cualquier cosa”. Además, debido a que se trata de un trabajo informal, para ambos ha sido complicado mantenerse, pues viven en una casa rentada ante la imposibilidad de comprar una vivienda propia y la seguridad social solo pueden cubrirla con el Seguro Popular.

Actualmente El Rulas cursa la preparatoria en el Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (CBTIS) y después piensa en buscar un trabajo más estable, pues “en este jale uno luego ve cosas bien densas”.

La otra cara
Si bien los ingresos como stripper superan el ingreso promedio de un trabajador en la zona conurbada Guadalupe-Zacatecas, que es de 242.70 pesos al día, según los últimos datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el oficio también tiene sus riesgos debido a la clandestinidad que lo caracteriza.

Julián, a quien apodan El Fierros, ha tenido experiencias más fuertes que sus compañeros de gimnasio a sus escasos 20 años. Sus primeros pasos en el llamado “entretenimiento para adultos” los dio a sus 16 años como trabajador sexual, cuando frecuentaba antros y bares de la capital.

Ante la falta de vigilancia para el acceso de menores de edad a este tipo de establecimientos, dichos espacios se han convertido en punto de reunión para quienes buscan un encuentro sexual casual, aunque en ocasiones la labor de estos jóvenes pasa del trabajo sexual al tráfico de drogas.

Cuando El Fierros comenzó a trabajar como stripper, refiere que por lo regular nunca lo hacía solo, sino en grupo. A pesar de su minoría de edad, comenta que tenían presentaciones en eventos especiales de antros en los estados de Zacatecas, Aguascalientes y Jalisco. Sin embargo, debían hacer desnudos completos e incluso sesiones públicas o privadas, según el costo, en las que tenían contacto físico o sexual con otros compañeros frente a un público.

Afirma que por ganar 10 mil pesos en una noche llegó a participar en una orgía en la que se vieron involucrados otros menores de edad, en aquel entonces, y donde las drogas jugaron un papel fundamental. “La mota te relaja, pero la coca te prende”, expresa, al comentar que el uso de drogas les ayudaba a mantener la erección durante las presentaciones.

El Fierros recuerda que varios de sus compañeros también se vieron involucrados en el tráfico de drogas, arriesgando el trabajo y la seguridad del grupo. De ellos, afirma que la mayoría ya murieron debido a sus adicciones o al ingresar a las filas del crimen organizado.

“Se gana bien, pero a veces te topas con gente que quiere cosas bien gruesas y ahí es cuando uno le piensa”, explica Julián, para quien ha sido difícil dejar este trabajo debido a que es su única fuente de ingresos y a que entre sus planes no está volver con su familia, que vive actualmente en Huejúcar, Jalisco. Sin embargo, asegura que pretende continuar sus estudios, al menos hasta concluir la secundaria.

Una red que se extiende
En fechas recientes, las redes sociales han abierto nuevos canales para el trabajo sexual. Tan solo en Facebook hay tres páginas de Zacatecas donde se promocionan los servicios de “acompañantes”, por lo regular de hombres para hombres, además de los grupos de encuentro a los que solo tienen acceso los miembros autorizados por un administrador.

Aunque se desconoce si en Zacatecas ha ocurrido, en estados como Jalisco dichas páginas y grupos en redes sociales también han sido utilizadas para contactar a personas que, después de contratar el servicio, han sufrido alguna extorsión o incluso el denominado “secuestro exprés”.

El contacto es similar al de los strippers contratados mediante un agente: hay un administrador que agenda una cita con alguno de los contactos disponibles, establece el sitio de encuentro y una tarifa. Sin embargo, al ser un contacto virtual, dificulta a las autoridades dar cauce a las demandas por plagio o extorsión.

Valentín, como se le conoce, es uno de los jóvenes que se ha valido de esta herramienta digital para ampliar su círculo de clientes. Proveniente de Argentina, llegó a México hace dos años en busca de una oportunidad laboral. Actualmente reside en Puerto Vallarta y trabaja como striper no solo en bares y antros de dicha ciudad, pues gracias a las páginas en redes sociales se ha presentado en diversos estados del país, incluyendo a Zacatecas.

No obstante, dicha herramienta también le ha permitido establecer contacto con otros clientes que buscan una atención o servicio en particular, con costos que oscilan entre 5 mil y 15 mil pesos, según el tipo de trabajo, si hay contacto sexual y si es necesario trasladarse de ciudad.

Como extranjero, asegura que el trabajo sexual le ha permitido sostener su estancia en el país y viajar al mismo tiempo, al ser un trabajo desarrollado en la informalidad y para el cual no requiere documentación de la cual no dispone. Entre sus clientes, refiere que ha podido ser selectivo y establecer un rango de cotización entre 5 mil y 10 mil pesos por presentación, más un monto extra en caso de trabajos “especiales”.

Siendo heterosexual, explica que la población homosexual es la que mejor paga este servicio y donde hay mayor demanda, por lo que asegura que hasta el momento no le ha importado quién sea el cliente, “mientras sea con protección”.

Posible trata de personas
También en el trabajo sexual ha habido una tendencia a "importar" a hombres provenientes de otros países cuyo atractivo físico se refleja en mayores ingresos para los intermediarios.

Aunque se desconoce si hay denuncias formales por posible trata de personas, los hombres que lucran con su cuerpo, al desempeñar una actividad informal y por su condición de extranjeros, también están expuestos a este tipo de ilícitos considerados delito federal.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Muere al instante una mujer tras accidente en motocicleta
Descubrió a su pareja violando a su hija y lo hiere a machetazos
Rechazan dar servicio de guardería a los padres
En los XV de Rubí habrá ¡Sergio el bailador en vivo!; Bronco confirma
Educación 
México tendrá los mismos resultados en la prueba PISA 2018: Nuño
Cae un avión de aerolínea paquistaní tras despegue 
América ya se encuentra en Japón
AMLO dispuesto a hacer ‘alianzas’ para proteger a México de Trump
Time nombra a Trump Persona del Año
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.33
Venta 20.83
€uro
Compra 21.84
Venta 22.34

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad