Saturday 10 de December de 2016

‘Trátenme como un niño normal’, pide niño beisbolista invidente

Notimex      24 Jul 2014 21:52:31

A- A A+

Compartir:
  • (Notimex) (Notimex)
  • (Notimex) (Notimex)
  • (Notimex) (Notimex)
Imagen de


TIJUANA.- Este viernes, cuando en la ciudad de Puebla se ponga en marcha el Campeonato Nacional de Ligas, categoría 7-8 años, beisbolistas y espectadores serán testigos de un hecho inusual: la participación de un beisbolista invidente.

Con un corazón inquebrantable, con toda la confianza en su bateo, y el apoyo de sus manejadores y familia, Juanito Corona ha superado cualquier obstáculo para obtener el derecho de acudir a una justa nacional y hacer lo que más le gusta, jugar beisbol.

La inclusión de Juanito Corona en el beisbol no fue nada fácil, pues su invidencia, aunque para él no era un obstáculo, para los demás sí lo parecía, hasta que las palabras del propio jugador empezaron a convencerlos: “Trátenme como a un niño normal”.

Estas palabras resuenan en la mente de su manejador Pedro Guerrero y su abuela Rosa María Cholico; él, que fue quien lo recibió en la escuadra de la Liga Rural Infantil de Maneadero en Ensenada, y ella, que fue quien sugirió al timonel que lo recibiera.

La historia la cuentan unos minutos después que Juanito y el resto de la escuadra que representará a Baja California en el Campeonato Nacional previsto en Puebla acudieron a la parroquia La Medalla Milagrosa a recibir la bendición de sus guantes y bates.

“Había llevado al hermano de Juanito a que jugara beisbol en la Liga”, recuerda Rosa María al hablar del hermano mayor de Juanito, y agrega que ya estando ahí, le comentó a Pedro Guerrero que tenía otro nieto que quería jugar, “sólo que él es invidente”.

De cualquier forma Pedro Guerrero aceptó, el reto era difícil y junto con su asistente, Iván Rodríguez se hicieron a la idea de incluir en la escuadra a Juanito, primero en calidad de “cortesía”, esto es, que él no contaba como out.

“¿No se te hace extraño que nunca me hagan out?”, comenta Pedro Guerrero que le dijo en una ocasión Juanito, ya que aunque no veía, lo usual en el beisbol y la experiencia de sus compañeritos era que quedaba out, pero con él nunca ocurría.

Pedro Guerrero comenta en su charla, que su respuesta al pequeño peloterito fue que su caso era especial, que le tenían ciertas consideraciones y por esa razón él jugaba como “cortesía” y la respuesta de Juanito fue “trátenme como a un niño normal”.

A partir de ese momento, el manejador tuvo que convencer a los demás manejadores que le lanzaran a Juanito como a cualquier peloterito, pero que la resistencia de los demás timoneles se hizo manifiesta, hasta que por fin los convenció.

A partir de ese momento, Juanito pudo participar en la Liga Rural Infantil de Maneadero como cualquier niño beisbolista, el riesgo propio de que el umpire le cantara el out cuando así lo ameritara.


La misma situación ocurrió cuando a Juanito, por méritos propios, le permitieron jugar en el Campeonato Estatal de Beisbol Infantil, tuvo que hacerse en consenso entre el resto de los timoneles y recibir el aval de la Asociación Estatal de Beisbol.

La invidencia, sin embargo, no resultó un obstáculo, su manejador Pedro Guerrero lo refiere: “en su récord hay un jonrón de campo, una proeza que está ahí ante la vista de todos”, además, Juanito puede presumir un promedio de bateo por arriba de los .600.

Para Juanito, viajar a Puebla le representa cumplir varios sueños, pues además de estar en una justa nacional, se le hace realidad su deseo de viajar en avión, pues su vuelo está programado para las8 de la mañana de este viernes, desde el aeropuerto de Tijuana.

“Viajar en avión”, es la respuesta de Juanito cuando se le pregunta que representa este viaje para él, pero además, estrenar uniforme “y los taquetes, están preciosos”, comenta después de oler los “spikes” de suela de hule que recibió.

Para los siete años de edad que tiene, a Juanito esta justa nacional representa parte de sus ilusiones, ni que decir de Rosa María, su abuela, quien se ha hecho cargo del peloterito desde que tenía unos meses de nacido, tras la muerte de su papá.

Pero quien piense que la vida de Juanito está limitada a divertirse en el beisbol, está muy equivocado, el peloterito también trabaja, “a las 6 de la mañana toca mi puerta y me pregunta, ¿Ya está mi lonche para irme a trabajar”.

Con esa pregunta, Rosa María termina de despertar todos los días, pues Juanito llega vestido con la ropa apropiada para cumplir la jornada como ayudante de albañil, con su abuelo Juan.

La tarde de este viernes, Alejandro Herrera, timonel de la escuadra bajacaliforniana, buscará ante los representantes de los demás equipos, que a Juanito se le quite la categoría de “cortesía” y se le conceda que sus batazos sean oficiales.

El Campeonato Nacional de Ligas Infantiles de la Federación Mexicana de Beisbol se jugará del 25 de julio al 2 de agosto en Puebla, pero no será un torneo más, será una justa con un ingrediente especial: un peloterito que sentará un precedente.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad