Sunday 11 de December de 2016
»Homenaje en el centenario del natalicio del zacatecano Eugenio del Hoyo 

Un hombre que plasmó su amor por la historia

Leonardo de la Torre 
y Berúmen
      29 Jun 2014 00:06:58

A- A A+

Compartir:
Eugenio del Hoyo entregó su vida a fomentar el amor por el país. (Cortesía)
Eugenio del Hoyo entregó su vida a fomentar el amor por el país. (Cortesía)
Hoy hace 100 años nació Eugenio del Hoyo Cabrera, jerezano que destacó por su pasión por la investigación y convertirse en maestro por vocación. 

Vio la luz por vez primera en la casa marcada con el número 25 de la calle de El Santuario, a las 4:30 de la tarde.

Fue el primero de ocho hijos del matrimonio conformado por el  licenciado José Gumercindo del Hoyo Raigoza y Carmen Cabrera de la Campa. 

A los 10 días de nacido y, a causa de algunas vejaciones a su padre y por la inseguridad que se vivía en Ciudad García, cabecera del municipio, su familia se vio en la necesidad de salir de Jerez. 

Es así que desde los 3 meses de edad residió en la ciudad de Zacatecas, donde su padre pronto se instaló en el Instituto de Ciencias, abrazando con fervor la docencia en la máxima casa de estudios de la capital.

Por ello, despertó en sus hijos el amor por la cátedra e investigación. 

El pequeño Eugenio realizó sus estudios primarios en el Colegio de la Santísima Trinidad, que estaba a cargo de la profesora María Aguilar. 

Los estudios preparatorios y profesionales de ingeniero topógrafo hidrógrafo, los siguió en el Instituto de Ciencias de Zacatecas, donde tan solo cursó el primer año de Ingeniería Topográfica. 

Se asegura que terminada esa carrera no sacó título profesional por haber cerrado dicho Instituto el entonces gobernador,  Matías Ramos Santos. 

Ya con algo de estudios profesionales, el jerezano se fue a la ciudad de México a cursar la carrera de ingeniero civil en la Escuela Nacional de Ingenieros de la UNAM, carrera que, por motivos de salud, no terminó y cursó tan sólo los tres primeros años.

Entonces volvió a Zacatecas para dedicarse a la enseñanza, donde ocupó diversas cátedras en el Instituto de Ciencias del estado y fue director de la biblioteca pública.

Ambos empleos los conjugó a la par con la investigación histórica.   

Su huella por el noreste
Por su sólida convicción y gracias al gobernador Leobardo Reynoso, en 1950 se vio en la necesidad de salir de la capital zacatecana en busca de empleo.

Fue ayudado por su prima Josefina Félix Cabrera, quien comunicó dicho suceso a Guillermo Zamacona Félix, quien se encontraba en Jerez. 

Al regresar al estado de Nuevo León, en cuestión de días lo canalizó ante los dirigentes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y se unió a la plantilla de docentes. 

Impartió las cátedras de Historia de México, Historia de América Latina e Historia de la Cultura en México. 

Además de ser investigador, se encargó de la Biblioteca Cervantina en la que participó en la planeación, organización y formación del Fondo de Documentación para la historia del Noreste de México, del cual fue director hasta 1972. 

Contrajo matrimonio con Celia Briones Carlos, con quien tuvo cinco hijos: Eugenio, María del Socorro, José Manuel, Javier y Celia. 

El maestro, ingeniero e investigador dedicó su vida a fomentar el amor al país, a la región; sus escritos lo delatan. Falleció el 6 de junio de 1989 en Monterrey.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad