Wednesday 07 de December de 2016

Una retahíla

Marco Antonio Flores Zavala      2 Dec 2013 22:30:26

A- A A+

Compartir:
El dato duro es: el 10 de abril de 1913, se sublevó un contingente del 26 cuerpo de rurales asentado en la añeja ciudad minera de Nieves.El grupo lo lideraba el teniente Pánfilo Natera (niévense de 1882).

En la vetusta Zacatecas publicaron que el fustigador de la defección fue Santos Bañuelos (montescobedense de 1882). Otras referencias indican como guía al general revolucionario Cándido Aguilar (cordobés de 1889).

Lo subsecuente del hecho es: el grupo rebelde desconoció al gobierno de la República del general Victoriano Huerta.

Situaron como dirigente del movimiento revolucionario al gobernador coahuilense Venustiano Carranza. Su acción insurreccional fue una más en el territorio zacatecano.

El primigenio grupo rebelde era el encabezado por Eulalio Gutiérrez en la zona de Mazapil. Luego concurrieran otros contingentes procedentes de los estados lindantes y otros rebeldes emergentes en el territorio zacatecano.

Un caso es el que dirigió Crispín Robles Villegas. Él convocó a las armas al pueblo de Juchipila el 15 de abril de 1913. Por cierto, a mediados de febrero, en los aciagos días de la Decena trágica, Robles Villegas era un cadenero de la penitenciaría del estado.

Ante estos datos se precisan cuatro preguntas básicas para definir la nueva fase de la Revolución en Zacatecas: ¿Cuál fue la motivación del grupo naterista para unirse a la rebelión antihuertista? ¿Qué ocurrió para que el líder y el grupo fuesen la base de una división de la fuerza revolucionaria? ¿Cuál fue la orientación del movimiento armado? ¿Fue eminentemente social, fue subalterno a la réplica política de Coahuila o tuvo causas políticas regionales? Sin respuestas de botepronto, proseguimos con una narración guiada por la elemental retahíla de nombres, acciones y discursos que están en la consigna documental. Con ello se intentará responder a esas preguntas.

Desde Nieves, el grupo de Natera fue crecido con un contingente del rebelde orozquista Juan Ferniza. El 11 de abril de 1913, un día después del pronunciamiento revolucionario, fueron al pueblo de Sain Alto. Arribaron antes del mediodía.

Allí acudieron a las oficinas de correos y telégrafos. Destruyeron documentos, amenazaron a los empleados y exigieron el dinero existente. En Sain Alto no estuvieron más de tres horas, así lo señaló el presidente municipal, Anastasio V. Hinojosa.

Por cierto, Hinojosa es recordado, en nuestros días, como un líder agrarista connotado. En Río Grande una calle lleva su nombre.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Muere al instante una mujer tras accidente en motocicleta
Descubrió a su pareja violando a su hija y lo hiere a machetazos
En los XV de Rubí habrá ¡Sergio el bailador en vivo!; Bronco confirma
Tren se descarrilla; transportaba maíz transgénico
Es atropellado mientras viajaba en bicicleta; murió instantáneamente
Estiman costo del muro de Trump en 20 mil mdd
Rechazan dar servicio de guardería a los padres
Walmart invertirá mil 300 mdd en México, anuncia Peña Nieto
Lanzan su globo; desean un juguete
Se conforma el Consejo Juvenil Municipal Jerez 2016
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.31
Venta 20.81
€uro
Compra 21.85
Venta 22.35

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad