Sunday 04 de December de 2016

Una voz sobre la reforma educativa 

Huberto Meléndez Martínez      9 Jun 2014 21:40:13

A- A A+

Compartir:
Al profesor Juventino Gallegos, por su pasión en mejorar la función docente.

Aprovecharon un fin de semana para reunirse a convivir fuera del trabajo. Su relación laboral fue adquiriendo tintes de alto sentido profesional, sin darse cuenta fueron estableciendo lazos afectivos. Se veían también como amigos. La solidez de su relación era reflejada por la franqueza con que se comunicaban cotidianamente.

La plática era amena, en un ambiente festivo compartían el pan y la sal sin prisa alguna. Creció el grupo, conforme avanzó la tarde.

Uno de los temas generalizados eran las novedades del trabajo. Dos de ellos habían asistido hacía pocos días a las sesiones de capacitación y formación sobre una reforma educativa en puerta.

Eran expresivos “a más no poder”. Les emocionaba haber conocido “de primera mano” los fundamentos de la reforma. Habían estado con los ideólogos a nivel nacional y comentaban animosamente los pormenores de la propuesta.

Se intercambiaban puntos de vista a favor, otros en contra, algunos actuaban con prudente pasividad. Unos pocos hacían planteamientos constructivos interesantes.

El anfitrión, conocido por todos como El Hermano Fede, se había jubilado hacía algunos años, mantenía una actitud escéptica, prudente. Escuchando los planteamientos, se perfilaron al menos tres grupos afines a causas comunes.

Era de pocas palabras (y certero, a opinión del grupo), mantenía la serenidad, inexpresivo emocionalmente, a diferencia de la efusividad con que cada grupo expresaba sus argumentos.

Cuando habló fue parco, incisivo y evidentemente cruel. Su opinión cuestionaba con severidad a toda la comunidad docente. En su palabra reflejaba la profundidad de sus convicciones, aunque estaba de acuerdo en que era imprescindible hacer algo por mejorar el sistema educativo nacional.

Al escucharle, sus compañeros asumieron actitudes muy diversas. Mientras que hubo quién estalló en estruendosas carcajadas, hubo otros que simularon sus sonrisas. Algunos quedaron asombrados, Varios permanecieron en revelador silencio porque no alcanzaban a dimensionar el tamaño y profundidad del mensaje. Su afirmación acentuaba la falta de atención a un rubro importante en la implementación de las reformas.

Dijo:
- A ver, a ver. Viene una nueva reforma educativa, ¿verdad? ¿Ustedes conocen detalladamente sus fundamentos?
- Desde luego, hermano, Hilario y yo fuimos a capacitarnos durante una semana. Esta vez va en serio. - Es muy firme e innovadora la propuesta.
- ¿Y cuándo se va a implementar? Dijo el interlocutor.
- En el próximo ciclo escolar.
- Pues creo que no va a funcionar. Dijo Federico de manera categórica.
- ¿Pero por qué no?, si todavía ni la conoces.
- Pues porque no me han dicho con qué profesores se va a instrumentar esa reforma. Por muy innovadora que sea, va condenada al fracaso.
- ¿Pero por qué dices eso?
-Díganme. Esa reforma se va a implementar con los mismos profes, directores y supervisores en activo o… ¿con otros?
- Bueno, con los mismos, no hay otros, dijo Hilario.
¡Mmmmh! Entonces tengo razón. No va a funcionar…
Amable lector ¿qué otros rubros involucran una reforma educativa?




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.60
Venta 21.1
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad