Monday 05 de December de 2016

Veteranos comparecientes, diputados debutantes

J. Luis Medina Lizalde      13 Oct 2013 19:30:05

A- A A+

Compartir:
El ciclo de comparecencias denominado glosa del informe cumple una vez más su función de cortina de humo respecto a la opacidad derivada del actual formato de informe, que hace que lo que debiera ser el acto supremo de la rendición de cuentas esté convertido en ceremonia cara y auto complaciente.

La comparecencia de los funcionarios ante los noveles diputados se convierte en una especie de examen público cuyo resultado se centra en respuestas específicas del funcionario, de manera tal que el ejercicio torna imposible la evaluación social general.

Los comparecientes acuden con tanta auto confianza a la rutina anual, que sin que ahí se les haga notar, ellos mismos se encargan de hacer añicos el discurso oficial que hace del dinero invertido en seguridad pública el timbre de orgullo de la administración, sólo para que en la cruda reseña del procurador de Justicia se nos diga por enésima ocasión lo mal pagado que están los policías municipales, lo precario de su armamento y la consecuente infiltración del crimen organizado, quedando de ese modo desnudado el raquitismo presupuestal en seguridad pública.

Es de hacer notar la omisión de lo relacionado con los abusos cometidos por personal que usa uniforme y se mueve en patrullas de la Policía Federal que han protagonizado hechos que van desde extorsiones a conductores de autos “chocolate” hasta desapariciones forzadas. Los diputados siguen dando por hecho que el Gobierno del Estado no tiene la obligación de proteger a la población cuando la inseguridad procede de las “fuerzas del orden” del gobierno federal.

Enseñanzas de los políticos clientelares
La aseveración del general Jesús Pinto de que los fresnillenses que viven la miseria simpatizan con los Zetas puede ser de inspiración facciosa para cuestionar a la fuerza política que gobernó el municipio desde 1998 hasta mediados de septiembre del presente año. Pero su dicho reconoce el éxito de las bandas organizadas en la creación de una base social que los encubra y les brinde información.

Además de ofrecer una vía de ingresos a desesperados sociales, es bien sabido que recurren al reparto de despensas y que en varios asentamientos humanos han repartido zapatos, prendas de vestir, maíz y frijol fruto de asaltos a trailers y trenes. No en balde tuvo una gran difusión la operación del cártel del Golfo en auxilio a los damnificados de Ingrid y Manuel en Tamaulipas.

Tales prácticas suceden en Zacatecas de manera notoria desde el 2008 y si han penetrado como cuchillo en mantequilla en las zonas pobres que son del interés del crimen organizado se debe, además de la propia necesidad de la gente, al modo de operar de la clase política, que hace del reparto de despensas, cobijas, varillas, cemento y demás su modo de reclutar seguidores, gestando una cultura política que estorba grandemente la transformación del país.

Mientras no se diseñen políticas de Estado de auxilio a los pobres sin tintes facciosos y no se penalice severamente estas prácticas, los políticos clientelares seguirán allanando el camino a las bandas organizadas.

Oportunidad histórica
Cuando los funcionarios comparecen ante diputados, éstos de algún modo están compareciendo ante la sociedad. En este caso, estamos ante una Legislatura que heredó el contexto más crítico que podamos imaginar.

Como todos sus antecesores, deberán optar por a quién representar, si a los ciudadanos o al gobernador; algunos ya lo mostraron, otros tendrán que acreditar su capacidad de conciliar su pertenencia partidaria con los intereses generales, y otros, no pocos, no representarán mas que a ellos mismos.

Vivimos tiempos cargados de tensiones sociales que reclaman mucha sabiduría política de todos. El descontento social ya incluye a prácticamente todas las clases sociales por una razón u otra. La precipitación de Peña Nieto por imponer en corto tiempo las reformas que desde el extranjero le imponen a México está produciendo una movilización ciudadana de dimensiones insospechadas.

En Zacatecas se insiste en echarle leña al fuego en el frente educativo mediante el lenguaje de las actas administrativas y los productores del campo alzan la voz para defender el producto de su trabajo.

La Legislatura tiene la gran oportunidad de pasar a la historia como la que recuperó la legitimidad del Poder Legislativo en Zacatecas si toma la decisión a tiempo, es decir, antes que las inercias los lleven a cometer los mismos “pecados” que sus antecesores.

Para ello deberán asumir que hay dos temas ineludibles: la opacidad de sus ingresos y lo elevado de los mismos. Si ponen la casa en orden y no ceden al intercambio de impunidades, serán de extraordinaria valía en tiempos duros. Ojalá que no los derroten las pesadas inercias.

Nos encontramos el jueves en El recreo.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Descubren al amante debajo del colchón, es atacado y muere en hospital
Hospitalizan a niña que reveló infidelidad de su madre
El Runrún/Los chicos malos de Chayo 
Judit Guerrero obtiene la victoria en las urnas
Enríquez se despide de Mineros; Colima, su posible destino
El Bronco prepara impuesto para ¡las carnes al carbón!
Partidos gastaron en zumba y menudo
Más de 500 runners en la Carrera Atlética 5k y 2k Ahresty
Fotos: Hawai, sí Hawai, se cubre de nieve
Fuertes vientos azotan viviendas; PC se mantiene alerta
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.59
Venta 21.09
€uro
Compra 22.15
Venta 22.65

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad