Tuesday 06 de December de 2016
»Descubre más sobre la aportación zacatecana a la literatura fúnebre hispanoamericana 

Conoce La portentosa vida de la Muerte

Víctor Manuel Ramos Colliere      31 Oct 2013 21:10:06

A- A A+

Compartir:
  • El libro está ilustrado con 18 grabados de Francisco Agüera Bustamante. (Cortesía) El libro está ilustrado con 18 grabados de Francisco Agüera Bustamante. (Cortesía)

  • (Cortesía) (Cortesía)
  • (Cortesía) (Cortesía)
  • (Cortesía) (Cortesía)
  • (Cortesía) (Cortesía)
Imagen de


Fray Joaquín Bolaños, nacido en 1741 en Cuitzeo de la Laguna, en Michoacán, religioso del Colegio Apostólico de Propaganda de Nuestra Señora de Guadalupe de Zacatecas y fallecido en San Pedro Piedra Gorda en 1796, es artífice del singular libro titulado La portentosa , emperatriz de los sepulcros, vengadora de los gravios del altísimo y muy señora de la humana naturaleza.

La obra en cuestión es un ensayo moralista, fincado en la concepción doctrinal que la Iglesia Católica tiene de la muerte y del juicio final a los justos y pecadores. Pero fray Joaquín Bolaños, en el ánimo de que no sea tan amarga la memoria de La Parca, la presenta “dorada o disfrazada con un retazo de chiste, de novedad o de gracejo”, en forma de historia, queriendo divertir al lector, sin perder la mística y solemnidad del tema.

Lo que vuelve especial a La portentosa ,es la narración. A pesar de los defectos literarios está considerada como uno de los primeros intentos hispanoamericanos de producción novelística, con la particularidad que fue impresa en 1792, en pleno periodo virreinal cuando el género de ficción estaba censurado.

La intención de Bolaños fue el evitar que las diversiones, espectáculos, la vanidad, el lujo y las modas del siglo borraran entre los mortales el recuerdo de la muerte.

Y quizás lo logró, ya que en cada página está plasmada la visión muy especial que tenemos los mexicanos sobre la muerte. Incluso, para ser algo escrito a finales del siglo 18, ya se aprecia el ingenio y humor con que tratamos un tema tan delicado al ser la primera calavera literaria y gráfica en México.

Cabe resaltar que existen algunas coincidencias en la trama con los célebres textos Pedro Paramo, de Juan Rulfo, y Macario, de Bruno Traven.

Con algo de humor negro, en el capítulo 10 trata sobre la pesadumbre que tuvo la Muerte en el fallecimiento de un médico al que amaba tiernamente, cuya trama se desarrolla en la estrecha amistad de La Parca y del facultativo Rafael Pimentel de la Mata, ya que al morir este último, la Muerte cayó tristemente desconsolada.

En las honras fúnebres se montó una pira con versos, llamando la atención el siguiente: 

“Este cadáver tan flaco fue objeto de mis encantos y fueron sus triunfos tantos que, ajustándole la cuenta, abasteció de osamenta a todos los camposantos”.

La obra de fray Joaquín de Bolaños está gráficamente enriquecida con 18 grabados burilados por Francisco Agüera Bustamante, que anteceden a las Catrinas, de José Guadalupe Posada, y los oscuros grabados de Julio Ruelas.

A pesar de haber sido el libro censurado y casi sentenciado a extinguir cuantos ejemplares existían, cuenta con sendas reediciones. En años recientes ha sido revalorado y motivo de la temática de festivales culturales en distintas partes del país, distinguiendo esta aportación de Zacatecas a las letras mexicanas.

*Cronista del municipio de Guadalupe.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.56
Venta 21.06
€uro
Compra 22.12
Venta 22.62

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad