Thursday 08 de December de 2016

Vocación turística

Raúl Muñoz del Cojo      16 May 2014 22:10:06

A- A A+

Compartir:
Hace unos días tuve la oportunidad de entrevistarme con la hija de uno de nuestros más valiosos colaboradores. El tema era la posibilidad de estudiar una carrera turística. Por curiosidad, le pregunté cuál era su inquietud por estudiar administración de empresas turísticas en vez de una licenciatura más tradicional.

Antes de que me diera una respuesta le hice el comentario obligado de quienes desempeñamos y disfrutamos esta noble actividad: “¿Sabías que el turismo es una vocación?”.

Mi comentario fue obligado porque, con la experiencia que tengo, los estudiantes que se acercan a este tipo de carreras piensan que se la pasarán de fiesta y pueden cumplir muy holgadamente con el requisito de una carrera universitaria. Es una pena que en pleno siglo 21 la comodidad y flojera sigan siendo el común denominador de las nuevas generaciones.

En la plática, me comentó que le sugerían algunos estudiantes dos escuelas en la capital para cursar la carrera turística. En la primera, según ellos, se la pasaría muy bien y no tendría que hacer mucho esfuerzo para terminarla. En la otra, el tema era más serio y tendría al menos que trabajar y estudiar un poco más.

¿Cómo ve? ¿no es una vergüenza? Luego vienen los turistas, se quejan y la respuesta que damos es que nos falta cultura de servicio, pero con esos antecedentes, en realidad el problema se torna grave.

La culpa, sin lugar a dudas, es la falta de vocación en los muchachos para estudiar turismo. Por ejemplo, la semana pasada me encontré con uno de mis compañeros de la universidad e hicimos un recuento de las personas que finalizamos la especialidad en turismo y los que trabajamos en el ramo.

En conclusión, Luis, mi excompañero y su servidor, somos de los pocos que ejercemos en el área turística. La similitud entre ambos es extrema: somos de familias hoteleras, crecimos, jugamos y disfrutamos de nuestra infancia dentro de un hotel, por lo que trabajar en esto se convierte en un verdadero placer y aparte nos pagan.

Así como las personas, las ciudades tienen también distintas vocaciones dentro del turismo. Debemos recordar que un turista es la persona que se desplaza de un lugar a otro y deberá pernoctar en un destino fuera de su casa. El motivo de su viaje no siempre será de descanso, lo podrá hacer para ver médicos o hacer negocios, pero cualquier circunstancia nos marcará la vocación de los destinos en México.

Enfocándonos a las opciones de Zacatecas, tenemos varias vocaciones repartidas en geografías diversas que pueden satisfacer al más caprichoso viajero. El problema en realidad es saber si nuestras autoridades locales entienden la importancia de definir la vocación de los pueblos.


Si le hablo de Fresnillo, vivíamos con la idea de que nuestra vocación era religiosa, por el Santuario de Plateros, mientras el comercio, la ganadería y la agricultura nos ponían en la idea de una vocación muy comercial. Para mala fortuna nuestra, en estos días el turismo religioso no representa económicamente una actividad fuerte y debido a factores diversos, la actividad comercial está sumamente reprimida.

Nuestra ciudad tiene una capacidad hotelera de casi 450 habitaciones en hoteles de diferentes categorías. Nada que presumir, pero sí podemos darle servicio a aproximadamente 400 familias. Aquí lo importante es ver de qué manera redefinimos la vocación más conveniente para la ciudad y reactivamos el turismo en El Mineral.

Después de muchos años, la presidencia municipal y el Gobierno del Estado apoyan eventos deportivos que traen a viajeros a esta ciudad. A la fecha llevamos varios torneos de baloncesto y tenemos otros más en puerta; ha habido encuentros de beisbol y hoy en la noche tenemos un espectacular evento de motocross que trae a la ciudad a casi 350 pilotos nacionales e internacionales con sus familias.

Quedan pendientes los eventos feriales, el torneo estatal charro, el triatlón de la plata y muchos más que no es necesario mencionar. Tal vez la vocación actual son los eventos deportivos. Ojalá pudiéramos concretar un evento mensual para revivir la hotelería e industria turística de El Mineral.

Nuestra capital también tiene una vocación cultural que se ha explotado a lo largo de los últimos 25 años. Solo la Ciudad de México supera a Zacatecas en el número de museos per cápita. Los festivales culturales y las diversas actividades que se llevan a cabo en todo el año han consolidado a Zacatecas como un destino de cultura por excelencia. Solo faltaría concretar bien el tema para lograr una ocupación estable que mantenga a la industria fuera de preocupaciones.

Los Pueblos Mágicos le dieron vocación turística automática a lugares que jamás pensé que serían vistos por los ojos de México. En este rubro espero que después del nombramiento, se les apoye para que sus habitantes comprendan la vocación de su ciudad y la puedan explotar favorablemente.

Para terminar, me gustaría reflexionar en si trabaja o vive su verdadera vocación. Si comienza por su persona, le aseguro que al responder lo anterior, seguirá con la de la ciudad en la que habita. Hasta la próxima.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Prepara director de Fonatur respuesta a ataques de Morena
Sancionan a personal del IMSS que participó en un ‘Mannequin Challenge’
Achacan fallo educativo a Calderón y Gordillo
Peña: México, motor de crecimiento de AL
Arrebatan al narcotráfico 150 mil armas; además de drogas y bienes
Más de 150 elementos buscan por aire y tierra a delincuentes en Veracruz
El eterno viajero
Asesinó a su esposa en la calle; lo dejan en libertad
Denuncian fraude en universidad de Duarte
Conmemora el Museo de Guadalupe su centenario
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.35
Venta 20.85
€uro
Compra 21.60
Venta 22.1

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad