Saturday 10 de December de 2016

Y...se consumó el despojo

Carlos López Gámez      28 Mar 2014 22:50:19

A- A A+

Compartir:
En el onceavo mes del año de 1935 se consumó uno de tantos despojos de inmuebles catalogados como Patrimonio Histórico de Fresnillo. No sería el único en la historia del pueblo minero, muchos más se han realizado durante los últimos cuatro siglos. En tiempos más contemporáneos se han incrementado y legalizado los apropiamientos del mencionado patrimonio o reservas territoriales.

Una escritura pública fechada el 6 de noviembre de 1935 nos aporta todos los elementos obligados para describirles lo fraguado. Se involucran quienes detentaban el poder caciquil de aquellos no muy lejanos días, evidentemente el diputado federal Guillermo C. Aguilera, también el diputado local Rafael Yáñez Sosa, en contubernio con los representantes del municipio.

Es el acta número 45 del tomo primero del año de 1935. Sus primeras líneas: “En la ciudad de Fresnillo, del Estado de Zacatecas, a las 10 horas del día de hoy, miércoles 6 de noviembre de 1935, ante mí, el ciudadano licenciado Julián Gamboa, juez de Primera Instancia de este distrito judicial, actuando por receptoría a falta de Notario Público…”

Para no consumir el espacio que se nos permite, no ampliaremos más las citas textuales, tan solo extractamos lo que a nuestro criterio usted debe enterarse de qué manera se legitimó lo que para nosotros ha sido uno de los tantos despojos de los bienes patrimoniales del municipio. Se trata de los terrenos colindantes al Extemplo de la Concepción y del propio edificio destinado al culto. El conjunto arquitectónico era la Hospitalidad de Nuestra Señora de la Purísima Concepción y templo adjunto que data de 1592.

Estas fincas eran ocupadas desde las últimas décadas del siglo 19 como escuelas oficiales para niñas y niños, respectivamente, fueron incendiadas por Luis Moya en una incursión armada ocurrida en el mes de febrero de 1913. Se perdieron por completo milagrosamente se salvó el extemplo.

En el documento citado como fuente informativa aparecen los nombres de: Juan Tiscareño, presidente municipal; Manuel Bañuelos, síndico primero y José R. Chairez, secretario del ayuntamiento. Se presentan como representantes del municipio. Los diputados Guillermo C. Aguilera, Rafael Yáñez Sosa y Manuel Domínguez, se identifican como representantes de las organizaciones campesinas del municipio. Ellos celebraron un contrato llamado de cesión a título gratuito de una finca urbana ubicada en esta ciudad.

Los representantes legales del municipio manifestaron sin exhibir escrituras que “es propiedad del municipio de Fresnillo” el inmueble en cuestión. Reconocen que antes era escuela y convento. Los solicitantes expusieron que terminarán de construir La Casa del Campesino, destinada exclusivamente para alojamientos, caballerizas y algunas otras cosas. La cesión de los terrenos fue un regalo.

Estos terrenos comprendían: Por el lado sur 47 metros 70 centímetros; al poniente, 37 metros 70 centímetros; al norte 11 metros 70 centímetros, vuelve a quebrar la línea por el lado norte y mide de sur a poniente 11 metros 20 centímetros, vuelve a quebrar la línea por el mismo lado norte y mide de poniente a oriente 24 metros 80 centímetros.

Linda al sur con la calle de La Cárcel, al poniente con propiedad de la testamentaria de Crescencio Pérez; al norte con la propiedad de los señores Toribio Pacheco, Braulio Correa Magallanes y de María Dolores viuda de Pacheco y al oriente con la calle Venustiano Carranza de por medio.  El terreno fue valuado en 460 pesos.

En el mismo mes de noviembre de 1935 fue la demostración del poder por el poder. Nació oficialmente La Casa del Campesino General Matías Ramos en lo que fuera el templo. Estuvieron presentes el gobernador Matías Ramos, Emilio Portes Gil, representante de Lázaro Cárdenas y evidentemente, Guillermo C. Aguilera.

El terreno donde se encontraban el albergue de una orden religiosa, el llamado convento y después escuela, luego del incendio se convirtió en un corral de mostrencos, allí llegaban las carretas y cabalgaduras de los campesinos. La Casa del Campesino llegó a utilizarse, inclusive como bodega y hasta descanso o sala funeraria.

En el año de 1980 se rescató del abandono al extemplo, incluso se llegó a luchar contra líderes de la CNC que peleaban la herencia de su líder. No lograron sus pretensiones, un documento oficial determina que el extemplo está registrado como bienes nacionales. En lo que fuera el corralón de mostrencos, bodega, talleres mecánicos del municipio, etc., se construyeron las nuevas oficinas de la presidencia municipal.

Una sesión del cabildo presidido por José Bonilla Robles se determinó que el extemplo fuera destinado únicamente para eventos artísticos y culturales. Lamentablemente, no se ha respetado un mandato popular.





Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Fallece el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa
Los hermanitos Mandujano no tienen juguetes 
Promotores de 65 y Más cobraban las pensiones
Crimen mató a mil 200 federales; periodo 2006-2016
Tovar y de Teresa en la literatura
Los ganadores de los premios Nobel 2016 y su trabajo
Productos milagro, entre los más decomisados en 2016
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad