Saturday 10 de December de 2016

“Yo soy el camino, la verdad y la vida”

Fernando Mario Chávez Ruvalcaba      18 May 2014 00:16:57

A- A A+

Compartir:
Jesús les dijo que al conocerlo a él, conocían a su padre. (Cortesía)
Jesús les dijo que al conocerlo a él, conocían a su padre. (Cortesía)
Introducción
Estamos ahora celebrando el quinto domingo de Pascua y la presencia de Cristo resucitado se va manifestando en sus diversas facetas que brotan de su personalidad como Dios y hombre verdadero.
Hemos contemplado en los domingos anteriores cómo Jesús resucitado es la “puerta del redil de sus ovejas”.

Cristo nos ha hablado acerca de que él es el Buen Pastor que da la vida a su rebaño, que es su Iglesia y en este domingo tres dimensiones brotan de su ser como el Mesías enviado por el Padre eterno para llevar y conducir a los hombres a su casa del cielo, a través de la historia de salvación que se despliega en la temporalidad y espacio de este mundo.

Jesús dice a sus discípulos que no pierdan la paz, que pongan todo su empeño en seguirlo para llegar a esa casa del Padre como destino final y absoluto de todos sus redimidos llamados a participar de la plenitud de su resurrección.

Estas facetas de su ser divino y humano son: el camino, la verdad y la vida. De esta manera se revela Jesús a todo aquel que quiera seguirlo y compartir con él y todos sus elegidos, el gozo eterno del cielo.

El evangelio de hoy nos trasmitela revelación de Cristo como camino, verdad y vida
Jesús ha dicho a sus primeros seguidores y discípulos que en la casa de su Padre existen muchas habitaciones y que él se va por delante como Buen Pastor para prepararles un lugar.

Jesús ha venido a este mundo para salvar a los hombres que crean en él y su obra, y para indicar a todos sus seguidores por dónde caminar para llegar sanos y salvos al paraíso en donde habrá gozo, paz y comunión fraterna para siempre, ya sin sombras y vicisitudes de muerte y pecado.

Tomás, el apóstol un tanto incrédulo, le pide a Jesús que les enseñe el camino para llegar a donde él esté y todos sus discípulos estén con él para siempre.

Fue entonces cuando Cristo le dio la siguiente respuesta: “ Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre si no es por mí. Si ustedes me conocen a mí, conocen también a mi Padre. Ya desde ahora lo conocen y lo han visto”.

Le dijo Felipe: “Señor muéstranos al Padre y eso nos basta”.

Jesús le replicó: “Felipe, tanto tiempo hace que estoy con ustedes ¿y todavía no me conoces? Quien me ve a mí, ve al Padre”.

Jesús como camino nos conduce a la verdad que posee y a la vida perfecta, que ha conquistado con su pasión, muerte y resurrección.

Es el camino recto que exige donación total en su seguimiento para no caer ya más en las desviaciones del pecado, de las tentaciones diabólicas y la muerte espiritual y corporal.


Es caminar con él, por él y en él para conquistar la plenitud de la luz inapagable de la vida eterna.

¿De qué manera Jesús es para todos y cada uno, camino, verdad y vida?
Jesús con su manera de vivir, sus opciones y obras nos muestra al Padre, en efecto:

- Toma partido por los pobres y desamparados.
- Muestra su compasión con los que sufren. Da de comer a los que tienen hambre y sed de justicia.
-Cura a los enfermos, ama a los niños entrañablemente. 
-Respeta y eleva a su justa medida la dignidad de las mujeres.
- Es el servidor por excelencia y siendo el mayor se hace pequeño entre los humildes y mansos de corazón. 
- Se hace solidario con los que lloran. Levanta a los pecadores, los perdona y consuela y entrega su vida divino humana por la salvación de todos los hombres sin acepción de personas.

De estas maneras o modos Jesús se nos revela prácticamente como camino, verdad y vida.

Conclusión
Al contemplar a Cristo como lo hacemos con esta homilía que ha tratado de decirnos de qué modo es Jesús camino, verdad y vida, pidamos que nos llene de su ser, su amor, su gracia y su luz.

Que nos dé su gracia para seguirlo y amarlo como él nos mira, nos ama y nos edifica.

Al seguir a Cristo en esta vida, estemos seguros de alcanzar el perdón de nuestros pecados al mostrarle nuestro arrepentimiento sincero y leal.

Y al mirarnos en él, veremos al Padre cumpliendo su voluntad como Jesús la ha cumplido... entonces con los dones del Espíritu Santo seremos los testigos de su amor, misericordia y verdad en nuestro caminar hacia la meta del cielo que Jesús nos ha dado para este mundo y para el más allá.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Muere mujer después de fuerte accidente en motocicleta
Fallece el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa
Los hermanitos Mandujano no tienen juguetes 
Tovar y de Teresa en la literatura
Balean taller mecánico en la Lázaro Cárdenas
Obligan a presunto ladrón a caminar desnudo por mercado de Aguascalientes
Asegura Policía Federal camioneta con Droga 
Hallan cadáver cerca de Trancoso
Promotores de 65 y Más cobraban las pensiones
Encuentran 2 cadáveres en Villa de Cos
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad