×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Cierran trienios con adeudos millonarios 

Arely Regalado
~
11 de Septiembre del 2016 22:10 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Los alcaldes de Valparaíso, Jalpa, Tlaltenago, Ojocaliente, Tabasco y Susticacan cerrarán su trienio dejando deudas millonarias, pese a que aseguran haber reducido considerablemente los pasivos heredados.

El próximo 15 de septiembre se renovarán los ayuntamientos e hicieron el último compromiso de su gestión, de  dejar una nómina manejable. 

El munícipe de Tlaltenango, Martín del Real afirmó que dejará una administración “dentro de lo que cabe saneada”, contrario a cómo se recibió el gobierno, pues los pasivos ascendían a más de 40 millones de pesos y una multa de 3 millones de pesos del Instituto Mexicano del Seguro Social. 

Hace tres años, cuando del Real tomó el cargo, se le dejó una nómica con 138 trabajadores más de los necesarios y a lo largo de su trienio logró disminuir considerablemente la deuda. 

El alcalde dijo que se dejará a su sucesor un adeudo cercano a los 13 millones de pesos. “No vamos a dejar deuda con proveedores locales y foráneos, ni compromisos que tenemos como municipio por pago de servicios e impuestos”, afirmó. 

En cuanto a la plantilla laboral, señaló que se dejará la planta laboral como se recibió. 
Incluso para el cierre del ejercicio, dijo que el próximo gobierno tendrá recursos necesarios para el pago de nómina al fin de año. 

Caso Jalpa
En Jalpa, el primer edil, Edgar Viramontes recordó que al inicio de su gestión se comprometió a dejar finanzas sanas y aseguró que así será. 

Señaló que al inicio de su gestión recibió la administración con un adeudo de 10 millones de pesos y se han logrado pagar 7 millones de pesos, aunque no podrá saldar el problema financiero que representa para el ayuntamiento el proyecto de la nave industrial. 

“Vamos a dejarle buenos números a la siguiente administración”, expresó. 

Dijo que cerrará su gobierno con una gestión de más de 50 millones de pesos de recursos extraordinarios, de los cuales alrededor de 10 millones de pesos serán ejecutados por la próxima administración en vivienda y programas de desarrollo regional. 

La plantilla laboral tiene 400 trabajadores, vamos a seguir con ese mismo número y las autoridades entrantes no tendrán problemas para disponer de su presupuesto y comprometer el pago de salarios. 

Sin nueva deuda 
En Susticacan, José Gustavo Vázquez recordó que las finanzas al inicio de su periodo de gobierno eran lamentables y es el pasivo que seguirá y que asciende a un millón de pesos. 

“Entregamos un municipio sin deuda de parte de nuestra administración, cero deuda a proveedores y una reducción con el IMSS que asciende a 2 millones”, manifestó. 

José Gustavo Vázquez indicó que en cuanto a la nómina hubo una disminución en su trienio y de 65 trabajadores que había, hay actualmente 50.

También en Tabasco 
En el municipio de Tabasco, Tereso Guerrero afirmó que el municipio no tiene deuda, pues afirmó que cumplió con el manejo responsable de los recursos públicos. 

“No nos empeñamos en gastar más de lo que no teníamos, invertimos y hoy tenemos un municipio que respira favorablemente en sus finanzas”, aseguró. 

No obstante, explicó que se dejará únicamente el gasto corriente a las autoridades municipales entrantes, aunque recordó que el pago al IMSS ha sido un problema constante en los ayuntamientos. 

“Nosotros no le debemos y hacemos las aportaciones necesarias para no generar adeudo”, indicó.

Al término de su gestión, dijo que dejará un alcaldía con 180 trabajadores, de los cuales cercade 30 son jefes de área o departamentos y ya se tomaron acuerdo para que comprendan el cierre de su ciclo laboral. 
 
Pendiente, pago  a proveedores en Valparaíso
El presidente municipal de Valparaíso, Eleuterio Ramos Leal, destacó la responsabilidad que tienen las autoridades salientes para dejar finanzas sanas. 

“Estamos actuando con responsabilidad, con institucionalidad y altura de miras”, explicó.

Afirmó que logró cubrir íntegramente el recurso que se requiere para operación del ayuntamiento, mientras que el adeudo a proveedores es “mínimo”, cercano a 5 millones de pesos. 

Recordó que desde finales de julio, se liquidó a “gran parte del equipo de trabajo” a fin de no dejar una nómina con personal que laboró con el alcalde. 

Laboraron durante el actual trienio un promedio de 280 trabajadores, pero tras los despidos que ya ha habido, se espera cerrar con menos de 200 empleados.