×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Tamborazo, un ritmo que sobrevive al paso del tiempo 

Silvia Vanegas
~
14 de Septiembre del 2016 19:45 hrs
×


Compartir



Liga Corta




JEREZ.-  El tamborazo que por siglos ha llevado alegría a las calles del municipio, se ha transformado, ya que son pocos los grupos musicales de éste tipo que utilizan los tradicionales instrumentos.

Los viejos corridos y piezas tradicionales están cambiando por melodías modernas en las que se requiere el uso de la tuba y el clarinete.

Los integrantes de los tamborazos consideran que existen entre 25 y30 bandas y alrededor de 18 tamborazos, pero la mayoría de estos incorporaron la tuba, por lo que los tamborazos originales que quedan son 4 o 5.

Uno de los pocos que siguen tocando y son “casi originales” es el Tamborazo Mil Coronas, y sus integrantes tienen más de 7 años de experiencia. 

Los músicos Oiram Vargas Rosales, José Luis Jacobo, Gilberto Jacobo Irvin Vargas, integrantes de un grupo de este tipo, dijeron que  su trabajo se maneja por temporadas: “si hay turistas hay trabajo”. 

Explicaron que de no haber  visitantes, tienen que salir a buscar sus sustento a otros municipios y estados vecinos como Jalisco.

Los tamborazos se reúnen en las bancas del jardín principal, algunos de ellos esperan ser contratados de 11 de la mañana hasta las 3 de la tarde y a partir de esa hora llegan otros compañeros.   

El más antiguo de todos es el Tamborazo Rosales con aproximadamente 20 años, aunque también incorporó instrumentos que no son propios de lo que fue el Tamorazo.

Actualmente, el tamborazo lo integran el clarinete, trompeta, tarola y bombo. 

No obstante, los clientes son quienes solicitan que se integren los clarinetes y la tuba, eso es lo que ha transformado a los tradicionales tamborazos que narraban las hazañas  de los antiguos pobladores de La Villa de Xerez, hoy Jerez de García Salinas.

El auge de las bandas los modificó, así lo consideran algunos de los músicos que los integran y a pesar de que en muchos lugares y la propia Feria de Primavera, los corridos como el de Lino Rodarte o Mala palabra cuyo nombre original, es  La Cabrona resuena por las calles. 

Hoy en día, existen muchas melodías nuevas que son solicitada por quienes disfrutan de contratar estas agrupaciones. 

La Historia
El cronista adjunto de Jerez, Héctor Manuel Ramírez Nava, refirió que el tamborazo se comenzó a escuchar en está provincia en el sigo 19. 

Por su parte, el historiador Luis Miguel Berúmen indicó que con la llegada del jarabe fue como  surgió la tambora.

“El jarabe cuando llegó, sufrió modificaciones para hacerlo más atractivo, más propio y de la ciudad se fue al campo”, manifestó. 

El conjunto responsable de la música lo formaban un arpista, un bajista y otro que tocara el bandolón, explció. 

No obstante, señaló que posteriormente el conjunto, se tansformó, debido a que uno de los instrumentos musicales que se utilizada, el arpa era cara y difícil de llevar a las alejadas rancherías, por lo que los músicos cambiaron las cuerdas por un clarinete, una tarola y un bombo, en ocasiones hasta trompeta.

Esos eran los denominados grupos para “la güeyada”, por eso les llamaban “los alborotagüeyes”. Quienes formaban estos conjuntos, venían a tratar de hacer algún dinero en Jerez en las ferias, y preferentemente eran contratados para amenizar la “quema de judas”.

Luego se le incorporaron otros instrumentos, y a la fecha un buen tamborazo consta de 2 trompetas, 2 clarinetes, 1 tarola, 2 saxofones y la tambora, por supuesto.
 
Los reconocidos
Muchos son los tamborazos que trascendieron entre ellos Onda Juvenil de Cuco Escamilla, instructor de varios músicos y con una trayectoria reconocida.

Y es precisamente la familia de esté personaje quien posee el registro del festival de La Tambora que se celebra el día de Santa Cecilia de forma conjunta con los Ayuntamientos.

La síndico margarita Berúmen, dijo que inicialmente el festival lo registró la familia de Cuco Escamilla, pero no terminó los tramites.

El municipio también  inició los trámites, pero la familia habló con el alcalde Pepe Pasteles y en cabildo se aparvó que fueran los Escamilla quienes se quedaran con el registro.

?El secretario de gobierno Samuel Berúmen de la Torre informó que el registro de un solo sindicato que es el Ramón López Velarde cuenta con 200 integrantes, pero existe otro sindicato de filarmónicos del cual no tiene registro de sus integrantes.