×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Puertas de la Iglesia, abiertas para todos: José de Jesús Aguilar

Excélsior
~
23 de Septiembre del 2016 11:48 hrs
×


Compartir



Liga Corta




CIUDAD DE MÉXICO.- En entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen Multimedia, el padre José de Jesús Aguilar, habló sobre los actos violentos ocurridos contra la Iglesia y sus sacerdotes, así como de las marchas en favor y en contra del matrimonio igualitario -programadas para mañana sábado- y del propiomatrimonio entre personas del mismo sexo.

Respecto al secuestro y asesinato de dos sacerdotes en Veracruz, y otro más desaparecido en Michoacán, José de Jesús Aguilar condenó estos actos de  violencia contra la Iglesia católica.


"Algunos obispos no querían hablar de esto porque querían proteger a algunos sacerdotes, muchos de ellos recibían amenazas y extorsiones […] anteriormente (los delincuentes) desvalijaban la iglesia pero al sacerdote lo respetaban, en los últimos casos hemos visto a 3 sacerdotes asesinados por motivos de robo, en estos casos vemos robo, pero también el secuestro”, dijo


Dijo que así como se debe frenar la violencia contra la institución religiosa, también ésta es responsable de promover el diálogo ante temas que causan confrontación, como en el caso de los matrimonios igualitarios, que este sábado será el motivo de dos marchas que tendrán lugar en la Ciudad de México: una en contra, la del Frente Popular por la Familia; y otra en favor, de la comunidad LGBT.

"Esperaría que no haya enfrentamiento y se llegue a entender algo: la postura de la Iglesia -laicos, familias, comunidades parroquiales- tiene un respeto muy grande hacia la comunidad homosexual. En la iglesia trabajamos en favor de los pacientes con VIH y también tenemos gente homosexual que trabaja para el bien de la Iglesia y del bien común”, comentó.


Resaltó que, si bien la Iglesia debe promover el respeto de los derechos, también ésta tiene el derecho a dar su punto de vista “sin imponer, pues cuando se trata de derechos, cualquier persona puede ejercerlos”.

Agregó que aunque haya diferencias de opinión, la Iglesia debe acoger a todas las personas, sin exclusión, y siempre respetando a los demás, “no se les pregunta (a los feligreses) a la entrada (de la iglesia) de qué partido político o social son, ni sus preferencias sexuales”.

Finalmente, opinó que debido a que la Iglesia reconoce al matrimonio como un sacramento efectuado entre hombre-mujer, las bodas civiles sólo son un “contrato”; sin embargo, hay detalles que se tienen que aclarar, pues cuando unapareja homosexual adopta a un menor, éste puede ejercer su derecho a la religión y entrar a la Iglesia.

"El bautismo no se le puede negar al niño, aunque tenga dos padres o dos madres, pero en el acta a quién ponemos como padre y como madre… es algo que tenemos que resolver”, recalcó.