×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Heredan obras inconclusas de mala calidad 

Redacción
~
05 de Octubre del 2016 20:50 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Exalcaldes de al menos cinco municipios dejaron a las actuales administraciones  obras inconclusas y otras de mala calidad que ya requieren ser rehabilitadas. 

En los ayuntamientos de Jerez, Morelos, Río Grande, Jalpa y Huanusco las actuales direcciones de Obras Públicas revisan los proyectos pendientes. 
 
Obras sin iniciar en Jerez 
En este municipio el exalcalde Pepe Pasteles dejó más de 40 obras en proceso y otras tantas sin iniciar, reconoció el director de Obras Públicas, Antonio Alcalde Pérez.

El funcionario dijo que los retrasos que se tienen en algunas obras se deben a que no llegó el recurso a tiempo y fue necesario reprogramar el inicio de las mismas; aunque, en términos generales, la mayoría avanzan conforme a lo planeado. 

Una de las obras con la que se ha tenido problemas es la rehabilitación de la calle García Salinas  pues está desfasada en su ejecución, situación que obligó a las autoridades municipales a levantar las actas pertinentes al contratista para que cumpla con los tiempos estipulados, apuntó. 

Entre los pendientes se encuentran la pavimentación del camino a la comunidad de La Labor y el puente peatonal de La Ermita de Guadalupe, pues no se tuvo el recurso a tiempo para su arranque. 
 
Colapsa red de drenaje 
En Morelos la obra de una parte del embovedado del arroyo de aguas negras resultó de tan mala calidad que un año después de concluida colapsó y jamás fue reparada. 

El entonces alcalde priísta, Horacio Franco, olvidó sancionar  y hacer cumplir con la calidad requerida a la empresa responsable de la obra. 

Pese a que los habitantes del municipio denunciaron esta situación, no se resolvió el problema del drenaje y la nueva red, pese a su inversión millonaria, es prácticamente inservible.

El arroyo que se encuentra a espaldas del acceso principal a la cabecera municipal representa un foco de infección pues se acumula basura y corren aguas negras; las coladeras y tubería que se colocaron como parte del proyecto de obra impulsado en 2015, están rotas y colocadas a desnivel. 

Se derrumba auditorio
En el Sur del estado, las anteriores administraciones también  heredaron problemas relacionados con la obra pública. 

El caso más representativo en esta región es el colapso del edificio del auditorio municipal de Huanusco. 

Justo 15 días antes de que concluyera la administración del expresidente José Ignacio García Leyva las lluvias y la poca compactación del terreno donde se construyó la obra causaron el derrumbe del inmueble. 

Y es que a pesar de que la anterior administración reconoció que las condiciones del terreno no eran las mejores para levantar el edificio, este se construyó con una inversión de dos millones de pesos. Al término del trienio anterior, la obra no fue rehabilitada. 

Otro problema en torno a dicho inmueble es que la administración de García Leyva no dejó un expediente de la obra, informó la actual alcaldesa Rosaycela González García.

En Jalpa durante el trienio 2013- 2016, encabezado por el panista Édgar Viramontes, olvidaron construir rampas para permitir el acceso de personas con discapacidad en  las esquinas de Juárez con J.Mota Padilla y una más en la calle Emiliano Pilar, a pesar de que se destinaron 11 millones de pesos para rehabilitar dichas vías.

El exalcalde dejó pendientes la construcción de un domo en El Rodeo, un quiosco en San Vicente, el domo del CETis 147 y la rehabilitación de diversos campos deportivos.

Otro ejemplo de obras mal planeadas se tiene en Juchipila donde la polémica remodelación del callejón de Los Jambados, que costó un millón de pesos, fue poco útil para los comerciantes que ahí se instalan. 

Aunque se planeó una obra “moderna” como estrategia de rescate de dicho espacio público y de dignificación del mercado municipal, los comerciantes se han visto obligados a colocar lonas para taparse del sol.
 
Caso Río Grande
Prácticamente abandonada está la obra del comedor comunitario para los alumnos de la Escuela Primaria Rural Justo Sierra y los habitantes de la comunidad de Vicente Guerrero, antes Sabanilla.

La edificación registra un avance del 70%, pero hace más de un año que está en “pausa”. 

A decir de los integrantes de la Sociedad de Padres de Familia y docentes del plantel educativo, el proyecto fue un compromiso del municipio. 

El profesor Gerardo García explicó que el comedor comunitario fue asignado a Sabanilla por el alto índice de marginación, pero de un día para otro los trabajadores abandonaron la obra  alegando que se rebasó el presupuesto. 

El ayuntamiento debía entregar el edificio equipado y en funcionamiento; esto nunca sucedió. 

Los trabajos iniciaron en noviembre de 2014 y el comedor sería entregado en enero de 2015; ha transcurrido más de un año desde que se abandonaron los trabajos y el edificio está inconcluso.

En la recta final de la anterior administración se inició con la pavimentación con concreto hidráulico en las comunidades de Tetillas, La Florida, La Almoloya y en la cabecera municipal por un monto en conjunto de 4.5 millones de pesos las cuales aún están en proceso.

(Con información de Silvia Vanegas, Rocío Ramírez y Alejandro Castañeda).