×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



¿Cómo festeja las posadas?

Bob Dylan es el Premio Nobel de Literatura 
Redacción 15-10-2016 14:08 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Impresiona al mundo un suceso de lo más inquietante, por el hecho de que un músico se haya ganado el premio nobel de literatura, pero hay que darnos cuenta que esto no es un simple capricho de la academia sueca, simplemente hay que reconocer las razones e indagar sobre este personaje que, a partir de esta fecha cambiará los paradigmas que muchas personas no tenían en cuenta.

Bob Dylan es una clara muestra de la formación literaria, porque influye en la manera de pensar de las personas y en su manera de actuar ante el mundo.

Robert Allen Zimmerman es un poeta que canta, hoy como ayer el joven que se lanzó a caminar sobre los rieles abandonados de los trenes con la guitarra a la espalda y una armónica en los labios.

Es también un músico, cantante y poeta estadounidense, ampliamente considerado como una de las figuras más prolíficas e influyentes de su generación en la música popular del 20 y de comienzos del 21. 

Gran parte de su trabajo más célebre data de la década de 1960, en la que se dio a conocer como cantautor folk con composiciones como Blowin in the Wind y A Hard Rain’s a Gonna Fall con un importante contenido de protesta social.

Dylan también ha funcionado como ejemplo moral, pues resistió a las críticas mordaces de la izquierda y los abucheos ocasionales que siguieron a Like a Rolling Stone.

Tras encabezar la insurgencia juvenil, en 1966 se retiró justo cuando la contracultura saltaba de la bohemia a las masas en aquel tiempo en que destacaba la Generación Beat, que más tarde influiría en la cultura hippie.
Lanza su disco Self Portrait  en 1970 en respuesta a la popularidad de los discos piratas que recogían sus grabaciones inéditas.
 
El viejo testamento había formado parte de sus cimientos culturales y en los setenta visitó Israel y flirteó con el sionismo.

Hacia 1978, se transformó en un cristiano fundamentalista, donde creó poderosas canciones de fuego y azufre. Por si fuera poca cosa el reto a unos oyentes escasamente religiosos, reforzaba sus conciertos con unos sermones apocalípticos cuya lectura del pintor Francesco Clemente los reunió en un librito de su editorial, Hanuman.

Ya en los ochenta productores como Mark Knopfler, Arthur Baker, Daniel Lanois, David y Don Was, cederían a la moda con un descuidado MTV Unplugged en 1995. Dylan sufrió una aterradora etapa de sequía compositiva, que tapó con colecciones de canciones folclóricas, como Good as I Been to You de 1992 o World Gone Wrong (1993). 

Por aquel tiempo, su hijo Jakob se convirtió en superventas al frente de la banda The Wallflowers, con su éxito One Headlight.

Se apuntó a giras con Tom Petty & the Heartbreakers y los Grateful Dead, además de colaborar con la agrupación Traveling Wilburys al lado de George Harrison, Tom Petty, Jeff Lynne y Roy Orbison.

Asimismo, la mayoría de los encuentros periodísticos con Dylan se caracterizan por su tono evasivo o arisco. Para ser el cantante más analizado del planeta, objeto de una inmensa bibliografía, ha sabido mantener muchos secretos sobre su vida privada. 

En 2001, gracias a la investigación del británico Howard Sounes, se supo que estuvo seis años casado con Carolyn Dennis, corista de su grupo góspel, con la que tuvo una hija. Cada poco nos da una sorpresa que sugiere una mente inquieta, que no puede detenerse: expone pinturas, trabajos de forja y lo que se viene.

“Mientras esté escrito es literatura, mientras sea interpretado por la voz, se le podrá llamar poesía, verso o algún bello pensamiento, que moverá sentimientos ”


BOB DYLAN
Golpeando en las puertas del cielo


Mamá, quítame esta insignia. 
Ya no puedo usarla. 
Está oscureciendo, está 
demasiado oscuro para ver. 

Siento como si 
estuviera golpeando... 
en las puertas del cielo. 

Golpeando en las 
puertas del cielo. (x3) 

Como tantas otras veces. 
Mamá, limpia la sangre 
de mi cara. 
Ya no puedo ver 
a través de ella. 

Tengo ese viejo 
y negro sentimiento... 
y le perdí el rastro. 

Siento como si 
estuviera golpeando... 
en las puertas del cielo. 

Golpeando en las 
puertas del cielo. (x3) 

Como tantas otras veces. 
Mamá, deja mis pistolas 
en el suelo. 
Ya no puedo dispararlas. 
El viejo tren negro del paraíso 
está llegando. 

Siento como si 
estuviera golpeando... 
en las puertas del cielo. 




LETRAS
Bob Dylan nunca necesitó hacer tomos con sus poemas musicalizados. Y menos ahora que la Academia Sueca ha roto con el exilio que mantenía a las letras norteamericanas.

CANCIONES
Las canciones más destacadas son: Like a Rolling Stone, Just Like a Woman, Masters of War, Simple Twist of Fate, Mr. Tambourine Man y Tangled up in blue, además de colaboraciones con grandes intérpretes del siglo 20.

PELÍCULAS
Ha participado en Don´t look back  1967, Pat Barrett y Billy el niño 1973,  El último vals 1978, Corazones de fuego 1987 y Camino de retorno 1990, entre otras.

BOB DYLAN
Hacerte sentir mi amor
Cuando la lluvia esté soplando en tu cara 
y el mundo entero en tu situación, 
yo podría ofrecerte un cálido abrazo 
para hacerte sentir mi amor.
Cuando las sombras de la tarde y las estrellas aparezcan 
y no haya nadie allí para secar tus lágrimas,
yo podría abrazarte un millón de años
para hacerte sentir mi amor.
Sé que no te has aclarado aún,
pero yo nunca te haría daño. 
Lo he sabido desde el momento en que nos conocimos,
no hay duda en mi mente de adónde perteneces. 
Pasaría hambre, me amorataría, 
me arrastraría calle abajo,
oh, no hay nada que yo no haría 
para hacerte sentir mi amor. 
Las tormentas se embravecen en el agitado mar 
y la carretera de arrepentimiento; 
los vientos de cambio soplan salvajes y libres; 
Aún no has visto nada como yo.
Yo podría hacerte feliz, que tus sueños se hagan realidad, 
no existe nada que yo no haría, 
iría al fin del mundo por ti, 
para hacerte sentir mi amor.