×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

El Resbalón

Basifican a funcionario capitalino 

Redacción
~
08 de Noviembre del 2016 21:07 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Muy calladitos al respecto estuvieron Carlos Aurelio Peña Badillo y Alfredo Salazar con el tema de las basificaciones. Pues resulta que dieron  al menos varias decenas de estas e incluyeron al funcionario Miguel Félix Carrillo, que se ha desempeñado en Servicios Públicos. Supuestamente, el argumento a favor de este hombre, es que venía trabajando en la presidencia de la capital desde 1994.

Carlos Aurelio y su camarada académico también basificaron a Sergio Castro Jiménez, Eder Miguel García y Elvira García Vaquera

Demandas en Jerez 

Uc Jacobo ya se lo esperaba. Ni con las negociaciones con Margarita Berumen, a quien le dio el puesto del Inmuje, sirvieron para evitar que Graciela González Alcalde demandara al ayuntamiento.

La Chela se desempeñó como confidente oficial de Berumen cuando esta era síndico, pero para su desgracia no fue contemplada dentro de los planes de Fernando Uc Jacobo.

Y trascendió que al alcalde priísta le valió gorro que González Alcalde tuviera base. Resulta que cuando Pepe Pasteles aún gobernaba, la entonces síndica hizo maroma y media, teatro, manifestaciones y demás para que basificaran a su amiga. Pero ahora, parece ser que ni así evitaron el despido. Las demandas siguen y se espera que lleguen a ser unas 70.  

El Chichilo con manejos oscuros

Cuando estaba Pepe Pasteles a los vehículos oficiales se les puso un chip para tener un control de los gastos de combustible.

Sin embargo, ahora que El Chichilo David Venegas volvió a la Tesorería (era el contador predilecto de Lalo López) quitó este mecanismo y prefirió hacerse cargo personalmente de ir entregando los vales de gasolina. 

La disposición de los chips se había puesto para evitar transas, luego de que se dio a conocer el consumo de gasolina que hizo el exregidor Marco Vinicio Esparza.  Ahora, lamentan los jerezanos, se vuelve a las prácticas del pasado y no será de extrañar si se disparan exageradamente los gastos en combustible.