×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Abelardo Rangel, un apasionado del futbol

Yair Villalpando
~
03 de Diciembre del 2016 23:37 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Descrito por sí mismo como un amante del futbol, fiel hincha de los Tigres de la UANL y admirador del mago Zinedine Zidane, el zacatecano Abelardo Rangel ha luchado contra sus miedos para cumplir con diferentes objetivos en su vida deportiva y lograr uno de los que más anhelaba, el vestir la playera de la Selección Nacional.

Un accidente hace 20 años lo dejó sin su pierna izquierda, entonces, tuvo que decidir en quedarse en casa lamentándose o continuar con su vida, afrontarla sin miedo y plantarse de cara a un duro reto que la vida le dio y romper, asegura, esa barrera mental al encontrar en el futbol una forma de aceptarse ya que, enfatiza, el deporte te da seguridad.

“Me costó mucho recuperarme, yo creo que por inercia, tus hábitos tienen que cambiar, pero también te tienes que aceptar, tienes que decidir si te quedas dónde estás o le sigues, fue difícil porque yo tenía 17 años (…) aunque me costó creo que he dado lo que he podido”, expresó el jugador que se desenvuelve como defensa central.

Este sábado se cumplieron 24 años en los que en México se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, y Abelardo Rangel, quien es apoyado actualmente por el DIF de Mazapil, municipio del que es originario, visitó la capital para hablar un poco de su experiencia personal pero sobre todo concientizar de la importancia de practicar deporte.

“Mostrarle a la gente que no hay límites, los límites se los pone uno mismo, no hay discapacidad, la discapacidad es mental, y la discapacidad más grande de todas es el miedo, si ustedes quieren hacer algo téngalo por seguro que lo van a lograr”.

Abelardo recordó que hace más de 5 años que forma parte del equipo de Tigres y decidió probar suerte luego de que viera en televisión un reportaje especial sobre el futbol para amputados.

“Este año fuimos a Costa Rica a representar a México, nos trajimos una Copa Internacional en junio, y en el mes de agosto fue la final de la Liga Nacional de Amputados que existe en México, muy orgulloso de representar a la Universidad”.

“Yo pensé que nunca iba a patear un balón, que nunca iba a volver a correr, que nunca iba a estar con un árbitro y enfrentando rivales  (…) cuando superas el miedo te integras a todo”.