×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Carta al Niño Dios 2016

Su casa está en obra negra; los ilusiona esta Navidad   

Noé Marín
~
10 de Diciembre del 2016 21:14 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Alexis, Óscar Tadeo y Héctor viven limitados constantemente por la falta de recursos en su hogar, sin embargo, aún conservan la ilusión de tener una gran Navidad sin ver a sus padres preocupados por el dinero.  
La falta de recursos hizo que, desde hace seis años, la familia Alonso Aguilar tuviera que vivir en una casa en obra negra. El piso es de tierra, en lugar de puertas y ventanas tienen láminas y pedazos de madera.  
Los padres, Ana Laura Aguilar y Óscar Manuel Alonso, dijeron que tuvieron que vivir en esa casa rentada y soportar el frío que se filtra por las entradas porque no tienen dinero para comprar las láminas de la casa que están construyendo.     
Aseguraron que muchas navidades el Niño Dios no ha visitado su casa, ya que el dinero solo les alcanza para cubrir los gastos indispensables de sus hijos como los insumos de la escuela, la ropa y el llevar los alimentos diariamente al hogar.
Alexis es el más extrovertido de la familia, con apenas seis años, dijo que quiere ser maestro de primaria cuando sea grande, ya que le gusta mucho la escuela y quiere enseñar a leer a todos los niños de Zacatecas.
 Todas las tardes disfruta al jugar a las carreritas con sus carritos y al futbol en compañía de sus hermanos, dijo que este año le pedirá un carrito de control remoto al Niño Dios y espera que esta vez sí se lo traiga.  
Óscar Tadeo tiene 9 años. Él y su balón son amigos inseparables, dijo que quiere ser un gran futbolista y jugar en el América cuando sea grande, por eso todos los días entrena largas horas en la calle.
Dijo que le pedirá un balón Adidas nuevo al Niño Dios, ya que el que tiene ya es imposible parcharlo.
Héctor es el hermano mayor. Tiene 10 años ya está consciente de los problemas económicos en su hogar. Dijo que siempre deseo un carrito control y nunca lo obtuvo por más se portaba bien en la escuela.
Por su parte, su madre dijo que cada año intentan ofrecerle una navidad a sus hijos sin quebrantar su ilusión de niños, pero siempre ganan los problemas de dinero y, aunque ahora las cosa no parecen favorables, espera un día  poder ofrecerles una gran navidad sin carencias.