×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Fragmentos

Salario mínimo (III)

Sergio Martín Moreno
~
13 de Diciembre del 2016 21:14 hrs
×


Compartir



Liga Corta





La semana pasada pudimos observar que históricamente hay una carrera entre precios y salarios. Los salarios tienden a perderla debido a que los productores tienen una mayor flexibilidad para incrementar sus precios, mientras que los contratos de los trabajadores tienen una duración determinada y son más lentos para reaccionar. De ahí la importancia de mantener una inflación baja, ya que al que más beneficia es al trabajador, al mantener su poder adquisitivo.

Al surgir un estado grande y dirigista en el México postrevolucionario, la determinación del salario mínimo generó un sistema de señales que indicaban cual era el incremento salarial adecuado para el momento. En otras palabras, el salario de referencia para toda la escala salarial, lo cual era lo necesario para balancear el problema de las presiones inflacionarias y el bienestar social. De ahí el carácter pragmático, de simulación y manipulación del Estado mexicano con respecto al salario. En otras palabras, el salario mínimo se utilizó por décadas como una ancla anti-inflacionaria, pero es a partir de 1987, bajo un acuerdo cupular de sindicatos, gobierno y patrones, y bajo otra óptica de políticas públicas, iniciar un proceso en el cual se depende más del mercado para encontrar los niveles salariales adecuados para la economía.

Con este movimiento el Estado mexicano inicia el abandono de una de sus políticas corporativista  más importante, la de su relación con los sindicatos a través de la administración de los salarios en la economía. Por ello, el deterioro del salario mínimo real observado desde 1981. El Estado quiere dejar que el salario mínimo sea un mandato constitucional, un salario de referencia.

Sin embargo, esto no parece ser lo que sucede en la realidad económica del país. Al parecer y hasta un cierto límite el salario mínimo si constituye una referencia.

Continuaremos la próxima semana…