×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Responsabilidad y esfuerzo

Gerardo Luna Tumoine
~
23 de Enero del 2017 17:58 hrs
×


Compartir



Liga Corta





Ante la situación global actual que vive el ser humano, el individuo debe desarrollar una responsabilidad universal, conocer lo que pasa en otros países, pues el mundo está interconectado. Somos una unidad humana, el mundo es totalmente interdependiente y tenemos que desarrollar esa responsabilidad universal dentro de nosotros. La responsabilidad social debe ser una práctica de vida, que nos lleve a una dimensión social de nuestro proyecto de vida a través de la formación de valores civiles y humanos.

Debemos ser críticos objetivos de las realidades de nuestro contexto social, y plantearemos diversas estrategias de acción en donde participamos e incidamos en la transformación personal y social. Hoy mas que nunca la vida debe caracterizarse por un sentido de responsabilidad. La palabra Responsabilidad proviene del término latino “responsum” (ser capaz de responder, corresponder con otro). La responsabilidad es el cumplimiento de las obligaciones o cuidado de hacer o decidir algo, o bien una forma de responder que implica el claro conocimiento de que los resultados.

En el estudio o trabajo por ejemplo, el que es responsable lleva a cabo sus tareas con diligencia, seriedad y prudencia porque sabe que las cosas deben hacerse bien desde el principio hasta el final y que solo así se saca verdadera enseñanza y provecho de ellas. Con la responsabilidad el individuo aprende a comportarse de manera que puedan confiar en El y así garantiza el cumplimiento de los compromisos adquiridos y genera confianza entre las personas.

El esfuerzo es otra cualidad que debemos de practicar, denominamos esfuerzo a la fuerza que aplicamos contra algún impulso o resistencia, para contrarrestarlo o revertirlo. Asimismo, se llama esfuerzo a la energía o el vigor que se pone en la realización de algo, venciendo obstáculos. El esfuerzo también se considera una virtud del animo relacionada con la fuerza o el empeño con que afrontamos una dificultad o nos proponemos alcanzar un objetivo. En este sentido, el esfuerzo requiere de valores como la constancia, la confianza y la esperanza en el proyecto en que nos proponemos. El esfuerzo es fundamental para lograr metas difíciles, que requieren paciencia, valor y mucha energía de nuestra parte.

Antes estas situaciones de crisis es momento de sacar la casta en la responsabilidad y esfuerzo para conseguir las metas que nos propongamos y enseñarnos a vivir el día a día con claridad de pensamiento, emociones y respeto por los demás.