×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Advierten a senadores sobre delitos electorales

Excélsior
~
02 de Febrero del 2017 09:20 hrs
×


Compartir



Liga Corta




SAT e Inai señalan que la entrega de apoyos a la ciudadanía sin justificar puede calificarse como proselitismo
Archivo / SAT e Inai señalan que la entrega de apoyos a la ciudadanía sin justificar puede calificarse como proselitismo
CIUDAD DE MÉXICO.- El Senado notificó a sus 128 legisladores que el SAT y el Inai consideran que la entrega de dinero y apoyos como sillas de ruedas, cobijas, lentes, equipos deportivos y otros, que ofrecen y entregan a los ciudadanos, con recursos proporcionados por el mismo Senado, deben ser plenamente comprobada, porque puede ser considerada un delito electoral.

Por medio de un oficio, del cual Excélsior tiene copia, el Senado precisa a los legisladores que “la documentación fiscal que soporte esas erogaciones sí es válida tanto para el SAT (Sistema de Administración Tributaria) como para el Inai (Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales); sin embargo, es de advertir que terceros podrían llegar a cuestionar el destino de recursos para este propósito”.

También advierte que “la retroalimentación recibida por colaboradores del SAT e Inai sugiere prestar especial cuidado en la entrega de apoyos a la ciudadanía, ya que desde cierto punto de vista puede calificar como dádiva o proselitismo, lo que en tiempos electorales podría llegar a ser cuestionado por otras autoridades, como el INE (Instituto Nacional Electoral)”.

Hoy abre el segundo periodo de sesiones del segundo año de trabajo de la LXIII Legislatura y en el Senado se tienen ya las reglas para que los senadores justifiquen el dinero que reciben vía sus bancadas, y que en el 2016 superó los mil millones de pesos.

El documento que les fue entregado a los senadores incluye como ejemplos de apoyos que puede incurrir en proselitismo la distribución o apoyo para anteojos, sillas de ruedas, despensas, exámenes médicos, entre otros.

Añade que “para demostrar que estos apoyos fueron efectivamente entregados, en dinero o en especie, sugerimos hacerlo a través de los siguientes elementos de prueba: fotografías o videos del evento en que fueron entregados, trípticos o volantes que se hayan entregado en el evento o para invitar al evento; convocatorias en medios publicitarios o redes sociales; lista de beneficiarios de los apoyos, de contar con ella, y recibos de recepción en los que consten el detalle de lo entregado, así como el nombre del beneficiario y la fecha”.

Desde el año pasado, el Senado comenzó una serie de cambios en la forma en que los legisladores gastan el dinero que les entregan, como efecto de las exigencias del SAT para evitar la evasión de impuestos, y como parte de sus obligaciones de transparencia y rendición de cuentas.

Hace unas semanas, Excélsior informó que a pesar de que el Congreso está al día en el pago de impuestos, en los últimos 11 años fiscales, la opacidad en el uso de 11 mil 422 millones de pesos para el pago de asesores y colaboradores, bolsa de la cual salen bonos extras y gastos de gestión, generó que los legisladores federales no pagaran dos mil 591 millones de pesos de ISR al SAT.

Previenen transas

Desde febrero de 2016, el Senado aprobó nuevas reglas administrativas para impedir que los recursos que se les entregan a los legisladores, además de su dieta, sean desviados a campañas electorales.

Ahora, cada senador recibe en una cuenta individual, los recursos para asistencia legislativa, gestión parlamentaria y atención ciudadana.

El dinero que reciben por el rubro de atención ciudadana es para cubrir los gastos de sus oficinas de enlace, así como para apoyos extraordinarios, como entrega de medicamentos, juguetes, cobijas, materiales de construcción, aparatos auditivos, apoyos funerarios y uniformes deportivos, entre otros.