×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Cosas de Jerez

La corte de los milagros, Jerez Pueblo Mágico

Javier Torres Valdez
~
04 de Abril del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Se dice y se dice bien, que los vicios y las malas costumbres, si se toleran, se hacen leyes no escritas, las que se vuelven difíciles de erradicar.

En ésta ocasión mencionaremos la tolerancia que han tenido las autoridades  emanadas de diferentes partidos políticos, con el ambulantaje que invade las calles Emilio Carranza y San Luis, con más de un centenar de personas que ofrecen sus productos a la ciudadanía.

Otros grupo importante en número, lo constituyen, los huicholes que imploran la caridad pública, y que envían a numerosos niños a pedir limosna, al igual que algunos afectados de sus facultades mentales, que invaden restaurantes, hoteles y comercios, sucios y malolientes.

Alguna vez un presidente de extracción perredista, se negaba a meterlos al orden argumentando, que en las posteriores elecciones ya no votarían por su partido, ignorando que debido a que son de otros municipios, en cualquiera de sus formas y aunque tuvieran la intención de votar, no podrían hacerlo, pues su registro electoral no se los permite, dado a que están empadronados en otras cabeceras municipales y tal vez hasta en otros distritos.

Claro está que entre los vendedores ambulantes, existe un buen número de jerezanos también salen a la calle a vender pan, tamales, gorditas, burros, tacos, fruta, jugos de frutas, paletas, semillas, elotes, tostadas, chicharrones, pero la mayoría de ellos, expenden sus productos por la tarde y noche, sin invadir el área al mercado municipal.

El problema al paso de los años se ha dejado crecer a grado tal que los ambulantes foráneos, entorpecen la circulación de vehículos y peatones, pues con sus tinas y botes tapan el paso en las banquetas y rampas para discapacitados.

Mencionan quienes son locatarios del mercado Benito Juárez, que bastaría que las autoridades municipales, hicieran un conteo de ambulantes para saber cuanto debe recaudarse diariamente si se hace el cobro legal.

Dicen también que al cobrarles por derechos de plaza, automáticamente les están otorgando la autorización para vender en la vía pública, solo que escogen y saturan las principales calles de la ciudad y aparte de ello, causan mal aspecto, independientemente del estado antihigiénico de su mercancía que la ofrecen al aire libre, cobrando y despachando, sin protección ninguna.

Pero veamos: Estos vendedores, son mexicanos y buscan ganarse la vida y tienen derecho a ello, pero tienen también la obligación de respetar las normas y reglas impuestas, pues su derechos terminan donde empiezan los derechos de otros.

Pero no debe culparse exclusivamente a la autoridad municipal, por que los cómplices en la tolerancia de ésta anomalía, son las autoridades de salubridad, quienes por falta de personal, por flojera o indolencia y por intere$e$ creados, nada hacen por corregir estos problemas que son también de su incumbencia.

Los jefes de área del Centro de Salud, vienen de otros municipios y poco ha de interesarles lo que aquí suceda y así, si nada hacen, evitan también los subsecuentes reclamos. Hay lugares en donde expenden alimentos, que carecen de sanitarios y hasta de agua suficiente para lavarse las manos.

Nadie ve, nadie hace, nadie dice, nadie oye, condenando a la sociedad a vivir siempre con sus mismos problemas.

Por otro lado, la Secretaría de Turismo, a través de la Dirección de Pueblos Mágicos, ha advertido a los cinco municipios de Zacatecas, que de no corregir los problemas que ya les han sido señalados, corren el riesgo de perder el título y consecuentemente los apoyos que se otorgan para el mejoramiento arquitectónico y de vialidad.