×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Aureoles reitera aspiración por la Presidencia… con frente común
Excélsior 24-04-2017 10:13 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, ayer, en una comida en Veracruz. Imagen tomada de Twitter: @PRD_Ver

XALAPA, VERACRUZ.- En su gira por Veracruz para apoyar a los aspirantes del PRD, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, reiteró su intención de aspirar a la Presidencia de la República, pero a partir de la construcción de una hegemonía partidista que deje de aspirar a ser el que apuntala a otros partidos y que recupere su fuerza política.

Propone que para el 2018 sea construido un frente común, sea con partidos políticos u organizaciones, para conformar un gobierno de coalición, con el que construyan un régimen de gobierno distinto en el que la responsabilidad ya no recaiga en una sola figura.

Aureoles aseguró que pretende que sean creadas las bases y si no es a él a quien le toque encabezar la coalición de fuerzas políticas, podría apoyar a quien represente la unidad, pero aseguró que no declinará a favor de Margarita Zavala o algún candidato emanado del Partido Acción Nacional.

Aureoles se reunió con los candidatos de su partido que participarán en los comicios del próximo 4 de junio.

En Veracruz el PRD pelea 70 alcaldías, las que le tocaron de un total de 212 ayuntamientos veracruzanos. En el resto jugará el PAN, partido con el que va en la coalición “Veracruz, el cambio sigue”; sin embargo, no oculta que su aspiración por ser candidato presidencial es lo que también lo mueve.

Razonó al advertir que trabaja para que su partido se fortalezca como institución y que sea una alternativa para los mexicanos en una etapa en la que es latente la exigencia de una transición, la cual define como de “punto de quiebre”.

En este sentido subrayó que no sólo está en sí la exigencia de una transición partidista, porque los cambios son de fondo y la exigencia es sobre la transformación en el modelo de régimen presidencial y el económico, del que aseguró que ya no dio para más.

Hay que revisar los mecanismos de inclusión, de distribución de la riqueza, de acceso a la justicia y de condiciones de equidad. Muchos culpan el crecimiento de la pobreza y dificultades a la implementación de un modelo al pie de la letra, el modelo llamado neoliberal, eso hay que revisarlo y hay que revisar qué modelo político queremos que funcione”, dijo.

Indicó que los modelos que se aproximan a lo que se necesita el país es uno semiparlamentario junto con los gobiernos de composición para permitir la construcción de mayorías que permita el avance de los proyectos porque hay estancamiento y en temas críticos la fortaleza institucional del Estado mexicano está debilitada.

Puso como ejemplo que en lo interno no han podido descansar y solucionar el tema de la inseguridad y aunque hay resultados, persiste un problema a que es de carácter estructural que limita la capacidad de superar esa etapa.

Indicó que hacia el exterior también se requiere de un modelo que fortalezca la figura institucional para ganar respeto, porque de lo contrario se sigue jugando un papel de vecino debilitado, en el caso de Estados Unidos.

Dijo que la propuesta tendrá que emanar de quienes están en la búsqueda de este nuevo modelo de nación, ya que se dijo incrédulo de que el cambio sólo sea a partir de que un partido político distinto llegue a la Presidencia, ni que sea construida una coalición sólo para ganar una presidencia.

Aureoles señaló que en esta construcción de coaliciones, como la que se generó en Veracruz, el PAN ha capitalizado los triunfos.

Sientes que están otra vez en la antesala de la presidencia, pero están conscientes que no les alcanza y entonces coquetean con nosotros para ver si vamos juntos tos para que ellos ganen”, dijo.

Sin embargo, dijo que la idea no es apuntalar al PAN esperando unos cuantos cargos o resignarse a ver cómo repite el PRI o que al final sea Morena el que llegue sin una idea clara de lo que representa la reconstrucción del país.

Por eso, reiteró la necesidad de una dinámica de construcción de un gran frente en el que estén los partidos de izquierda, así como sectores de partidos como PAN y PRI.

Todos debemos estar en el punto de partida, no de llegada, si a la hora de que esto arranca yo tengo las condiciones para encabezar ese gran esfuerzo, yo lo encabezo, pero si no con mucho gusto apoyamos al que tenga las condiciones para hacerlo, de tal manera que pensemos en el proyecto antes de que pensemos en el interés particular o en las personas".

¿Entonces usted estaría dispuesto para declinar a favor de la esposa de Felipe Calderón?, fue cuestionado. “No porque ahí entra ya otro componente que es importante destacar, porque difícilmente nosotros caminaríamos si quien encabeza eso es un candidato del PAN, pa' acabar pronto”, respondió.