×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

El Caminero

Carreteras que cambian vidas

Bernardo Gutiérrez Navarro
~
28 de Abril del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Alguna vez, en un evento de inauguración de una carretera que comunicaba una pequeña comunidad, se acercó a mí un señor de avanzada edad, quien me dijo, visiblemente conmovido, que esa obra “nos ha cambiado la vida”. Se trataba de algo que todo el pueblo anhelaba y necesitaba para aspirar a un mayor bienestar.

Dicha declaración, tan breve y tan sincera, me causó un gran impacto y me hizo reflexionar sobre lo que un camino o una carretera, por más pequeño y alejado que sea el lugar que comunique, puede provocar en la gente.

En un estado como Zacatecas, con una gran extensión territorial, en el que la población se encuentra dispersa en las distintas regiones que lo componen, los caminos rurales y alimentadores se convierten en parte esencial del desarrollo.

Si consideramos que casi el 40 por ciento de la población del estado habita en localidades de menos de 2 mil 500 habitantes, de acuerdo a la Encuesta Intercensal 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEG), resulta imperante que las acciones de gobierno abarquen este sector y lo lleven a mayores niveles en cuanto a desarrollo regional, bienestar social, productividad y crecimiento.

En ese sentido, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), bajo el liderazgo de su titular, Gerardo Ruiz Esparza, es consciente de que gran parte de este proceso depende de tener comunidades bien comunicadas y por ello implementa un generoso programa de modernización y conservación de caminos rurales y alimentadores.

Para el caso de Zacatecas, que cuenta con aproximadamente 4 mil 605 localidades rurales, según el anuario estadístico y geográfico 2016 del INEGI, la SCT ha trabajado para dignificar esta infraestructura.

En ese tenor, el Centro SCT Zacatecas para este año tiene programada una inversión de más de 535 millones de pesos para modernizar 60.91 kilómetros de 34 de estas rúas.

Asimismo, se estima una asignación de más de 115 millones de pesos para la conservación de 27 tramos más, que representan una meta de 158.8 kilómetros; es decir, la SCT mejorará en total casi 220 kilómetros en beneficio de los zacatecanos de este sector.

Y es que estas acciones representan un gran impacto en el entorno en que se realizan pues se combate la marginación y pobreza, generan empleos y fortalecen la comunicación local y regional, mejorando la calidad de vida de la gente.

Al contar con mejores caminos es más rentable para la población sacar las cosechas y productos de las comunidades para comercializarlos, acceder más fácilmente a servicios de salud, de educación, de cultura e incluso oportunidades de trabajo, sin perder el arraigo a sus lugares de origen.

Por ello firmemente creo que las carreteras alimentadoras y caminos rurales cambian vidas y para bien.