×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

De mis apuntes

Breve historia del ISSSTE en Fresnillo

Carlos López Gámez
~
29 de Abril del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




En el primer año de los sesentas del siglo pasado hizo su aparición en esta ciudad el ISSSTE, institución creada para proporcionar atención médica a los derechohabientes del municipio. De manera principal a los miembros del FSTSE. 


Nuestras indagaciones para redactar esta brevísima crónica nos llevan al sanatorio moderno, el cual ubicaríamos en la avenida Hidalgo. Se informaba que en esta institución se proporcionaría al derechohabiente la atención clasificada como subrogada. Comprendía hospitalización. Para la consulta externa se acondicionó una casona antigua propiedad del profesor Valente Lozano Ceniceros, misma que se localiza entre las calles Luis Moya y Santana.


En su peregrinar, el ISSSTE aunque fuera de manera provisional recurrió al Sanatorio Fresnillo del doctor Javier Ruiz Luján, por la calle Belisario Domínguez. 
En sus inicios tan solo comprendía la atención de 300 derechohabientes en su totalidad. A la instalación la conoceríamos como el puesto periférico del ISSSTE.

Incluso también se recurrió al Hospital Regional para subrogar la hospitalización de los pacientes que lo ameritaran. Como podemos ver, los inicios del ISSSTE en este Mineral estuvieron plagados de incertidumbre, inclusive con dudas en relación a su permanencia.


Con el tiempo, el puesto periférico se vio en la imperiosa necesidad de buscar otros espacios para tratar de cumplir con su encomienda en materia de consulta externa y se recurre al segundo nivel de un edificio de la calle Emiliano Zapata. Ya para entonces se le llama clínica regional aunque con contaba con las instalaciones propias. 


La mudanza se justificaba puesto que se determinaba proporcionar el servicio a los derechohabientes de los municipios de Valparaíso, Río Grande, Sombrerete, Chalchihuites, Jiménez del Teúl, Miguel Auza, Juan Aldama, Cañitas y Calera. 
El primer director del ISSSTE en esta ciudad fue el doctor Luis Durán Alférez , después el doctor Alberto González Díaz. El doctor Herón Rojas Sánchez fue el director, cargo que desempeñó desde el año 1962 hasta 1980. Por cierto, el doctor Rojas Sánchez  fue de los primeros médicos en prestar sus servicios para el naciente instituto médico general o familiar. 


Enseguida vamos a referirnos a los primeros facultativos que fueron contratados para integrar la plantilla de médicos para proporcionar atención a los derechohabientes, en la modalidad de médicos subrogados, entre ellos al doctor Espinosa como oculista. Por su parte, el doctor Gilberto Dévora Rodarte como dentista. Se integra también al doctor Jesús Márquez Rivas. 


Tomando en cuenta el crecimiento en el renglón de derechohabientes, la institución hacía denodados esfuerzos para dar respuesta a las constantes demandas que también obligaban a la ampliación de servicios y principalmente la urgente necesidad de instalaciones y equipo adecuados en todos sus órdenes.


Así llegamos al año de 1965 al decidirse que en el Hospital San Vicente se proporcionará el servicio de hospitalización a derechohabientes. Este reunía mejores condiciones que el regional. Por cierto, en el San Vicente se mantuvo el servicio de hospitalización  hasta el año 1983.  


Fue precisamente en ese año cuando concluyeron los trabajos relativos a la construcción de las propias instalaciones del ISSSTE en este Mineral. Sin embargo, para llegar a esa fecha se tuvo que andar por caminos plagados de obstáculos de toda naturaleza, Veíamos que en torno a la obra se podía sentir en el ambiente una total indiferencia, incomprensión y menosprecio de parte del sistema. 


Finalmente llegamos al año de 1996 cuando se puso en servicio el área de hospitalización de la clínica en nuevas instalaciones.  Del anecdotarios recordamos que la FSTSE en su afán de encontrar terrenos exigidos para la construcción de la clínica-hospital se propuso en varias ocasiones una franja del sector conocido como El caimán, incluso se proyectó una unidad habitacional. 


El sector de referencia en ese tiempo era una insalubre hondonada donde quedaban vestigios de una hacienda en beneficio de minerales, con piletas, tiros y norias profundas, depósitos de basura y escombro, además era el cauce del arroyuelo de las descargas residuales y pluviales de la ciudad. Técnica y urbanísticamente es una zona de alta peligrosidad no apropiada para lo que se pretendía construir.  


Sin embargo, semejantes advertencias no fueron tomadas en serio y en ese sector se construyeron cientos de viviendas por el Infonavit. 
Del personal fundador del ISSSTE en Fresnillo recordamos a la señora Teresa Iturbide, quien fuera esposa del doctor Raúl Esparza Cigala. Ella era la secretaria. El mozo era el señor Jesús Jacinto, el señor Amado Chávez y su esposa Anita, él, chofer de la ambulancia y ella en intendencia, así como el señor Juan Chávez. Las enfermeras Josefina Gutiérrez y María Zapata. Los doctores Adolfo Vanegas Rocha, Gustavo Dévora Rodarte y José Haro Ávila.  


Dos médicos  fresnillenses han sido  directores: Guillermo Bonilla Illimworth y Gustavo Sifuentes Trujillo.