×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

El tabarete

Dar para alegrar

Alejandro Castañeda
~
25 de Mayo del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




La Gratiferia es un bazar totalmente gratuito que pretende realizarse un domingo de cada mes.
Alejandro Castañeda / La Gratiferia es un bazar totalmente gratuito que pretende realizarse un domingo de cada mes.

El pasado domingo formamos parte de una gran iniciativa ciudadana, que busca volver a crear esos lazos comunales y humanos que hemos perdido por la constante visión de mercado que nos han impuesto.


El proyecto se llama Gratiferia Zacatecas y es una especie de bazar donde personas exhiben cosas que ya no necesitan, pero que otras personas pueden necesitar y tomar sin ningún costo, ni trueque.

En la Gratiferia todo es gratis, sí, todo es gratis, donde se aplica el lema: yo ya no lo uso, quizá te pueda servir a ti, llévatelo.

Cerca de una decena de personas participaron en esta actividad donando las cosas que ya no necesitaban, lo que generó muchas sonrisas y asombro, pues hoy en día es algo increíble que alguien te regale algo si no se trata de una marca que se esté promocionando, el gobierno o algún partido político.

En cada espacio había desde botanas como palomitas, comida sencilla, hasta ropa, sillas, macetas, enceres domésticos, películas, libros y más, todo en buen estado.

También se ofrecieron talleres y pláticas enfocadas a despertar la creatividad.

A nosotros nos tocó compartir espacio junto al Wuisho, monero zacatecano miembro de esta casa periodística , que puso a la disposición de los visitantes pequeños cuadernos de dibujos y notas, donde quien se lo llevara podía crear su propio comic.

Además, obsequió una serie de sus creaciones realizadas a mano, comics de colección y libros, y todo voló a los pocos minutos.

Toda la recompensa de esa tarde fue la cara de asombro y de gratitud de la gente, que se llevó cosas que necesitaba a su hogar.

Estas acciones desinteresadas nos hacen creer de nuevo en la humanidad, pues en tiempos modernos todo es dinero, dinero, dinero.

Por eso se aplauden este tipo de acciones que nos humanizan un poco más, que nos hacen sentir de nuevo el poder de una sonrisa.

Los organizadores no buscan un protagonismo y pretenden realizar esta acción un domingo al mes; así que hay que estar atentos y participar con las cosas que ya no utilicemos y que quizás, alguien más pueda necesitar.