×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Muy noble y leal ciudad: artes y letras del Zacatecas virreinal

Sermón en acción de gracias por fray Juan de San Miguel

Salvador Lira
~
29 de Mayo del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Portada del sermón a fray Luis Hermoso por fray Juan de San Miguel.
Cortesía / Portada del sermón a fray Luis Hermoso por fray Juan de San Miguel.

Los sermones en la Nueva España fueron una excelente plataforma discursiva: se ajustaban a los recursos retóricos de su época y fueron un vehículo de pensamiento teológico y político.


Podían ser festivos, solemnes, fúnebres o de acción de gracias. De ellos queda un amplio acervo de manuscritos e impresos, signados por autores de variado estilo y parecer. 

De sermonistas zacatecanos, destaca la figura de fray Juan de San Miguel. Beristáin de Souza refiere que estudió en el colegio de San Buenaventura Tlaltelolco.

Fue sinodal de los obispados de Durango y Michoacán, visitador de la Nueva Viscaya y finalmente provincia de Zacatecas en 1719. El cronista Arlegui, cita Beristáin de Souza, menciona que “Supo de memoria toda la Biblia”. 

Uno de sus sermones impresos fue Sermón en acción de gracias por la elección de ministro provincial... a fray Luis Athanasio, conocido como Luis Hermoso.

Lo dictó el 19 de diciembre de 1700. Fue publicado a expensas de fray Sebastián Torres y fray Felipe Gaitán –en la imprenta de Juan José Guillena Carrascosa (1701)– y dedicado a fray Juan de Lascano. 

El impreso contiene una dedicatoria de los mecenas, el parecer de Juan Ignacio de Castorena y Ursúa, el parecer del jesuita Nicolás de Ribera y el sentir de fray Antonio de Salazar. Castorena y Ursúa en el parecer llama al autor “mi amigo y paisano”, del arte del sermón argumenta: 

Es el primor del arte de un sermón estar fabricado, y bien hecho según el arte: y el salir bien escrito con las sagradas letras del libro de los sermones, que es la escritura, y no trasladado de los sermones de los libros. Es la gracia de un sermón estar bien hecho, bien escrito, y bien parlado, siembre fundado sobre la gracia: Super Ioannem – Ioannes interpretatur gratia.

El tema del sermón fue una acción de gracias por la elección del padre provincial Luis Hermoso. Fray Juan de San Miguel hace una alegoría en apoteosis plena a Zacatecas: 

Pero en esta materia considero al M. Reverendo Padre Provincial más dichoso, que a San Juan Bautista; y la razón es: porque a San Juan Bautista se le entregó la Provincia de Palestina; al M. Reverendo Padre Provincial se le entrega la Santa Provincia de Zacatecas: […] una Provincia tan perfecta, que le puede decir de ella, lo que dijo el

Esposo de la Esposa: Una est prefecta mea. Es una, por la suma unión y paz que goza: es perfecta, por la suma religión con que vive: así se le entrega, porque así la ha tenido su antecesor con su celo, con su Religión, con su ejemplo, con su prudencia, con su virtud, con su sabiduría, con su humildad, porque viva mil siglos, viva eternidades.

*Escritor e investigador