×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Migración positiva

Claudia Edith Anaya Mota
~
25 de Julio del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Una migración ordenada es una necesidad global planteada por los países, principalmente los países de origen, destino y tránsito de migrantes. La migración intraregional crece en el mundo cada año, son muchos los factores que la motivan, principalmente; factores económicos y de seguridad. Independientemente de las razones que motivan la migración, es una obligación de los países involucrados, el garantizar los derechos humanos de los migrantes. Principalmente a niños, niñas y mujeres. Ya que estas poblaciones aumentan cada año su movilidad son también sobre quienes se ejercen más abusos, a pesar de los discursos que son escuchados a nivel internacional respecto a un pacto global con agenda específica, los retos siguen estando latentes  y las problemáticas siguen vigentes y palpables.
Abusos, violencia, acoso y cantidad de delitos a enlistar, se  cometen contra los migrantes y cada vez es menor el recurso económico que los estados parte de las Naciones Unidas destinan a proteger a los migrantes. No se ha logrado ver a la migración como un factor de desarrollo para los países de destino que reciben talento, mano de obra, cerebros capacitados, etc. Por otra parte, para los países de origen la migración de su población significa remesas importantes e inversión. 
México conoce bien el tema, pues no solo somos país de origen de migración, somos también país de tránsito, alzamos la voz con frecuencia para exigir respeto a los derechos humanos de mexicanos que van a Estados Unidos en busca de oportunidades, pero también somos ejemplo, como país de tránsito, de violación de derechos humanos a centroamericanos que cruzan nuestro territorio rumbo a Estados Unidos en la misma búsqueda de oportunidades.
Así está el mundo, africanos y musulmanes que recorren Europa, chinos que recorren todo el planeta y un sinfín de personas de diversas nacionalidades que migran por el mundo sin encontrar por parte de las naciones una regulación que ordene, leyes que protejan y políticas públicas que respondan a las necesidades migratorias.
Los países de la ONU, continuarán en el marco de construcción de estrategias que ayuden a construir una migración ordenada y responsable. Son muchas las acciones legislativas que se pueden construir desde cada país para acompañar a la acción del Estado.