×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Radiografía del Alma

Antonio Romero, apasionado por la fiesta brava

Daniel Torres
~
02 de Octubre del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El zacatecano es el menor de tres hermanos y se estrenó como novillero a los 17 años.
Daniel Torres / El zacatecano es el menor de tres hermanos y se estrenó como novillero a los 17 años.
El zacatecano es el menor de tres hermanos y se estrenó como novillero a los 17 años.
Archivo / El zacatecano es el menor de tres hermanos y se estrenó como novillero a los 17 años.
La obra de Picasso es su pintura favorita.
Cortesía / La obra de Picasso es su pintura favorita.
El cine mexicano es el de su preferencia.
Cortesía / El cine mexicano es el de su preferencia.
Entre sus lecturas favoritas está Matador de toros.
Cortesía / Entre sus lecturas favoritas está Matador de toros.

En una familia zacatecana cuyo sostén es la orfebrería en plata, Antonio Romero vio la luz el 12 de junio de 1987, un matador de toros que a sus 30 años ha protagonizado alrededor de 75 corridas.

Romero es el tercero de tres hijos del matrimonio entre su madre, Yolanda Romero y su padre, Mario Alberto Romero.

Las primeras costumbres que aprendió en su hogar fueron ligadas a la religión católica, por lo que ahora se considera un fiel creyente que siempre porta un San Judas Tadeo de plata y un rosario con la imagen de San Benito, cada que pisa un ruedo.

Su primer contacto con la fiesta brava fue cuento tenía 5 años, sus padres como aficionados lo llevaron a la Plaza de Toros Monumental de Zacatecas un 8 de septiembre mientras se celebraba la Feria Nacional de Zacatecas.

El entonces pequeño quedó sorprendido al ver cómo la afición admiraba al torero y la manera en la que se entregaban, aquella corrida fue de Eloy Cavazos.

“Para mí era un sueño ser torero, cada año que venía la feria en vez de pedir ir a los juegos mecánicos les pedía a mis papás que me llevaran a los toros”.

A los siete años, su hermano mayor, José, lo llevó a la escuela taurina de José Antonio Enríquez que era dirigida por sus hijos Jesús y José Antonio Enríquez.

Después perteneció a una institución de Jorge Carmona; Romero explicó que por diversos motivos su estancia ahí fue muy corta, pero que conoció grandes amigos que aún conserva.

A partir de entonces sus entrenamientos eran de una forma autodidacta y comenzó a pulir fallas técnicas y estéticas.

Durante cuatro años seguidos viajaba a España a Sanlúcar de Barrameda, en donde se hospedaba con el maestro Juan José Padilla y su apoderado Diego Robles, con quienes entrenaba y perfeccionaba su forma de torear.

Se estrenó como novillero a los 17 años en la Plaza la Paloma de Puerto Vallarta, Jalisco, con ese título permaneció durante cuatro años.

Después de casi 50 novilladas en diversas plazas de México y Europa, debutó como matador el 16 de septiembre de 2010 en una corrida de la Feria Nacional de Zacatecas, ahí logró cortar tres orejas.

“Hay muchas corridas que te marcan como matador de toros, pero sin duda la primera vez que estuve en un ruedo como matador es un día inolvidable”.

El pasado 19 de marzo fue víctima de una cornada por parte de un toro en la Plaza México, al respecto el torero dijo: “Independiente al percance, más que nada fue una tarde bonita ya que logré demostrar todo el trabajo que se ha venido haciendo durante siete años”.

“Sea una plaza grande o una plaza pequeña, el riesgo es el mismo y la muerte está latente, el gusto por torear siempre debe estar presente”.

El 16 de septiembre regresó después del incidente a la Plaza de Toros Monumental de Zacatecas en un evento con un lleno total.

Previo a cada evento taurino, Romero considera primordial el buen estado físico, entonces realiza diferentes actividades como el boxeo, correr, artes marciales mixtas, gimnasio y toreo de salón.

Le gusta sentirse tranquilo y con su gente cercana antes de enfrentarse a un toro para mantener una armonía mental.

1. ¿Cuál es tu película favorita? 
Soy amante de las películas de Cantinflas y una película mexicana que me gustó mucho fue la de El estudiante, me voy más por lo nacional. 

2. ¿Cuál es tu libro favorito? 
La verdad es que todo lo relaciono mucho con el toreo, uno de los que me gustó mucho fue Matador de toros de Juan Belmonte. 

3. ¿Alguna obra de arte predilecta? 
Las señoritas de Avignon de Picasso.

4. ¿A qué eres aficionado? 
A los toros; me gusta mucho el deporte, también jugué mucho básquetbol. 

5. ¿Cuál es tu gadget preferido? 
Cuando estaba estudiando era mi laptop, pero ahora lo que más uso es mi teléfono. 

6. ¿Cuál es tu pasatiempo favorito? 
El deporte, torear y algo que yo disfruto bastante es estar rodeado de la gente más allegada a mí. 

7. Si tuvieras que ir a una isla ¿a quién y qué llevarías? 
Llevaría mis avíos de torear, unos cuantos libros, comida... llevaría a Tomasa que es mi mascota, una perra gran danés; disfruto mucho de la soledad.    

8. ¿Cómo es la pareja de tus sueños? 
Creo que hay dos cosas que siempre te cambian la perspectiva de la vida: el amor y la muerte; debe ser difícil imaginar que tu pareja se va a jugar la vida en un ruedo con un animal que supera por mucho su peso, realmente nunca me he puesto a pensar en eso, cuando llegue el momento se aceptará con sus virtudes y sus defectos.

9. ¿Cuál es tu mejor virtud?  
Yo creo que es la vocación; pase lo que pase siempre trato de cumplir mis metas y mis sueños.

10. ¿Y tu peor defecto? 
La terquedad.

11. ¿Cuál es tu comida favorita? 
La comida mexicana: los tacos, los sopes, el pozole y las flautas.  

12. ¿Podrías mencionar algún recuerdo de tu infancia? 
Sin duda tuve una infancia en la que mis padres siempre trabajaron para darnos todo lo necesario; mi infancia estuvo ligada a un sueño. Recuerdo mucho que en la colonia donde yo vivía hacía mis corridas de toros, hacía boletos y los repartía a mis vecinos. De mis amigos uno era el toro, otro el juez y comenzaba la aventura.

13. ¿Quiénes son tus confidentes?
Trato mucho de analizar las cosas para mí, pero también alguien con quien platico mucho es con mi hermano mayor: Juan José.

14. ¿Cuál es tu gusto culposo? 
El toreo y creo que la comida.

15. ¿Cuáles son tus objetivos personales?

Por el momento lo único que tengo en la cabeza es volver a la Plaza México a terminar de alguna manera lo que se empezó aquel 19 de marzo ( día en que me pegaron la cornada y la gente estaba entregada a mi quehacer taurino), sin duda esa tarde de mi reaparición en ese coso será un parteaguas para mi consolidación como torero. En lo personal, sin duda ser un ejemplo para los que empiezan en esta profesión es uno de los objetivos, pero también que de alguna manera el toreo sirva tanto dentro como fuera de la plaza, para seguir impulsando la fiesta brava y promover sus valores desde las diferentes trincheras.