×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



No queríamos ser cómplices del crimen: policías
Quitzé Fernández Bonilla 12-10-2017 21:39 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Imagen / Los uniformados que renunciaron se negaron a trabajar con grupos de delincuentes que los querían para vigilar sus operaciones.
Imagen / Los uniformados que renunciaron se negaron a trabajar con grupos de delincuentes que los querían para vigilar sus operaciones.
Imagen / Los uniformados que renunciaron se negaron a trabajar con grupos de delincuentes que los querían para vigilar sus operaciones.

El primer jueves de octubre, a eso del medio día, los doce oficiales de la Policía Municipal de Apulco entregaron credenciales, armas y se llevaron el miedo a sus casas ante amenazas del narcotráfico. 

Antes de partir alcanzaron a decir a la alcaldesa María del Rosario Hernández: “Dicen que el que te avisa no te engaña”.  

Según un oficial desertor, un grupo criminal ha entrado al municipio de aproximadamente 2 mil  habitantes y querían que sirvieran como espías, captores de posibles víctimas, vigilantes de sus casas de seguridad y guardianes de laboratorios de drogas sintéticas.

“Nosotros somos gente de trabajo. No somos criminales. Esto es muy complicado, esa gente había estado en lugares cercanos de acá ¿Pero qué es lo que quieren de nosotros?”. 

En marzo de este año, en el municipio de Tabasco, fue capturado el líder criminal José Antonio Romo López, “La Hamburguesa”, quien era jefe del narcotráfico en el sur del estado, dominando Villanueva, Nochistlán, Jalpa, Huanusco, Moyahua de Estrada y Apulco, desatando una violencia en el estado que suma 541 muertes violentas en lo que va del año.

En la Presidencia Municipal, donde se encuentran las oficinas de la Policía, todo quedó en su lugar y las pocas pertenencias fueron recogidas con prisa. Hay restos de comida en los escritorios, llaves colgadas en las paredes; las celdas abiertas y vacías. En la calle dejaron patrullas estacionadas.

Guillermo Ramírez García, Síndico del Ayuntamiento, platicó que Francisco Sandoval Rodríguez, Director de la Policía, les dio la noticia que se había quedado sin oficiales, sin dar lo motivos de la renuncia masiva.

“Algo de lo que se dice es cierto. Nosotros también desconocemos a fondo los motivos de las personas. No tenemos realmente mucho que decir”.

Aclaró que la Presidenta Municipal está trabajando para hacer la solicitud formal al Estado porque no tienen seguridad en el municipio. 

“El Ejército aquí está en una campaña de canje de armas, probablemente se queden unos días por la situación, mientras a ver si nos dan apoyo. Es una obligación del estado apoyar al municipio”.

Ramírez García dijo desconocer sobre la pugna de grupos delictivos en el municipio: “La gente especula muchas cosas, realmente desconocemos. Hay rumores, se dicen cosas. Nuestra función es administrativa, no andamos en las calles”.

Presencia de crimen organizado 

La Primera Compañía de Infantería llegó a Apulco el lunes a instalar un programa de canje de armas, pero ya habían sido notificados sobre la presencia de  criminales rondando la zona, incluso les alertaron que en la carretera que va de Villanueva a Nochistlán, hay presencia de criminales.

“Nuestra función es salvaguardar a la gente, pero tampoco hacemos funciones de policías. Sabemos lo que pasó porque nos platicaron, pero tampoco hemos tenido un acercamiento con ninguna autoridad”. 

Mientras que otro de los policías que renunciaron, contó que Apulco es un lugar estratégico para que vivan los criminales, por su cercanía con Villanueva, Nochistlán y el estado de Jalisco.

“Es una buena casa de seguridad para ellos, pero nosotros no vamos a ser sus trabajadores. Hubo una reunión donde expusimos lo que querían y decidimos renunciar. No vamos a ser cómplices”.