×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Trotamundos
¿Escuelas públicas o monopolios educativos?
Raúl Muñoz del Cojo
~
21 de Octubre del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Esta semana tuve la oportunidad de entablar conversación con algunos turistas que estaban de visita en la ciudad capital. Después de escuchar opiniones muy favorables en cuanto a la arquitectura, iluminación, cultura, entre otras, me hicieron una pregunta que al momento contesté por salir del paso, pero me ha tenido pensando toda la semana, la cual le comparto a continuación ¿por qué teniendo una vocación turística tan palpable les falta tanto para ser competitivos en muchos de los servicios turísticos que se ofrecen? 

Posterior a mi rápida y no pensada respuesta, el tiempo de reflexión llegó y pude concluir algunas ideas que me gustaría compartirle a continuación, pero antes es obligado hacer un poco de conciencia con este cuestionamiento, ¿sabe usted cuantas escuelas en el estado brindan la carrera de turismo actualmente en Zacatecas?

Para su sorpresa le comento que hace aproximadamente 10 años contaban con esta carrera la Universidad de Tolosa que ya cerró, y el C.N.C.I. Que tuvo la misma suerte, las universidades de Durango, Autónoma de Fresnillo y UNID que cerraron la carrera y actualmente la UVC es la única representante de la educación privada que cuenta con la misma y está en peligro de cierre debido a la baja respuesta de matrícula para la misma. 

Adicionalmente le platico que era un verdadero orgullo escuchar que la mayoría de los egresados de esas generaciones estuvieron trabajando en los mejores destinos vacacionales de nuestro país, pero después de este éxito ¿qué fue lo que ocurrió? ¿Por qué se acabó ese semillero tan importante de talentos Zacatecanos? ¿Nos imaginaríamos que algún día necesitaríamos de ese talento? 

Desafortunadamente para los que vivimos de esto, lo que comenzó como una de las mejores intenciones para poner al alcance de todos la educación turística en nuestra máxima casa de estudios, terminó convirtiéndose en la pena de muerte para todas las escuelas que contaban con esta carrera. 

Desconozco la metodología de la UAZ en cuanto a la toma de decisiones para abrir carreras, pero creo que valdría la pena poner en la balanza ¿qué tanto influyó la apertura de la escuela de turismo en la UAZ en el cierre de las otras?

Debido a esto entrevisté a dos rectores de universidades en el estado para que me dieran su opinión de la situación actual en cuanto a los estudiantes de turismo, por lo que pude recopilar datos por demás interesantes. 

Según encuestas aplicadas por sus equipos de promoción, la primera opción en el pensamiento de los jóvenes para comenzar una carrera es la UAZ, pero lo más triste es que la razón de esta preferencia no es lo académico, es que el costo de la misma es nulo. 

Otra pregunta que me llamó la atención decía que si se recibía beca o un apoyo económico para cursar la carrera en otra escuela ¿cambiaría su elección de universidad? Y que cree, que la respuesta fue afirmativa en un 62% de los encuestados. Y la última pregunta de esta encuesta se enfocaba al porqué de la selección de universidad, donde la principal razón la determinó la economía. 

Quiero recalcar que por ningún motivo estoy en contra de la máxima casa de estudios del estado, pero si quiero advertir que lo barato nos está saliendo demasiado caro, ya que la ausencia de competencia nos limita a una verdadera oferta de profesionistas en el ramo. 

Veo como muy importante la sana competencia que se daba anteriormente entre profesionistas de varios campus, misma que se refleja en la pasión por el trabajo de los egresados. Otra de las carencias que tenemos hoy en día es la falta de congresos ínter escolares locales que le dicen al alumno como anda en comparación con otras escuelas. 

Es muy difícil encontrar a un turistero dispuesto a darle a su trabajo días festivos, puentes y vacaciones, pero como va a ser fácil si a los alumnos casi se les paga por asistir a la universidad, tal vez esté viviendo otra etapa de mi vida, pero lo que si le aseguro es que la actitud de estos estudiantes no da para ser el mejor destino del centro de México. 

Si se les da estímulos económicos, probablemente yo los abriría no solo para el alumnado de la UAZ, sino para quien quiera terminar la carrera, pero en la escuela de su preferencia; situaciones así dejan en total desventaja a la educación privada. 

Este modelo del cual le hablo, funciona en Chile y Perú donde las becas no las reciben las escuelas, estas van directas a los estudiantes, ellos escogen su alma mater y el compromiso de estas es estar preparadas para ofrecer programas de calidad y estar vigentes en la mente de los estudiantes. Qué bueno sería que las universidades se preocuparan porque los alumnos salieran certificados y preparados para las labores que les esperan. 

Finalmente y como reflexión le comento, ¿cómo queremos ser una potencia turística si no tenemos a la gente preparada para esto? El presente de Zacatecas no es solo museos, hoteles y restaurantes, se necesita a gente entregada para atender a los turistas y ser el deseo de los mismos. 

Si seguimos como hasta ahora solo le puedo augurar que jamás saldremos de la zona de confort en la que vivimos y nunca llegaremos a ser el destino vacacional por el que tanto se trabaja. Hasta la próxima.