×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Señal COPARMEX Zacatecas

Un consejo ciudadano que sirva

Alejandro Enríquez Suárez del Real
~
07 de Noviembre del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




En días pasados tuvimos la agradable visita del licenciado Luis Wertman Zaslav, presidente del Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, asociación civil, que ha funcionado en diversos casos y ha impulsado una serie de programas, con resultados tangibles y reales.
Don Luis en su plática con los dirigentes de los organismos empresariales y algunos de sus agremiados, comenta que la clave real, es decir el nombre del juego se llama “CONFIANZA”, situación que para que un organismo funciones deberá tener a cabalidad.
Está demostrado que la sociedad civil se sabe organizar y de manera eficaz actúa con mayor prontitud que el propio gobierno, lo que se recomienda es conjuntar esta serie de esfuerzos, talentos y liderazgos con fines prácticos, y al servicio de la propia sociedad, es decir las asociaciones civiles deberán estar representadas por todos o la mayor parte posible de elementos, gremios, asociaciones, que tiene la propia sociedad, a fin de que en su heterogénea integración muestren una cohesión social real.
La necesidad zacatecana de tener una sociedad civil mejor organizada, que trabaje y combata problemas sociales en varios ámbitos, es de suma importancia y urgente necesidad, el impulso a un esfuerzo ciudadano deberá siempre ir acompañado de los integrantes del gobierno, porque son parte integral de la sociedad en la que vivimos, pero la importancia de su acompañamiento deberá ser la independencia que muestre la colectividad a los actos de gobierno.
La participación ciudadana siempre deberá ser organizada y enfocada al servicio de la propia sociedad, y lo que nos platicó don Luis en su más reciente visita, es que la integración deberá ser plural y con un verdadero compromiso de servicio, para que con esto se genere la confianza ciudadana y así lograr impulsar programas que promuevan políticas públicas en beneficio de la colectividad.
La llamada hipoteca social, nos impulsa a organizarnos, el beneficio e interés colectivo rendirá sus frutos en la medida que participemos y nos comprometamos, juntos podemos lograr cambiar lo que ahora nos afecta, por grande que parezca el reto, incluido el tema de inseguridad, lo que se requiere es participar de manera decidida y organizada.
Un ejemplo tangible son los cambios que ha hecho el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, así como los consejos que integran la red de consejos ciudadanos del país; es decir, todos tenemos problemas comunes pero los atacamos desde los temas particulares.