×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



¿Cómo festeja las posadas?

Rector podría ir a huelga de hambre
Noé Marín 17-11-2017 00:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Archivo / El déficit presupuestal se generó por el crecimiento de la matrícula.

Tiene la UAZ menos de tres semanas para conseguir 354 millones de pesos para cerrar el año; el rector dijo que no hay apertura de las autoridades y se tomarán medidas desesperadas en caso de no tener una respuesta favorable.

Después de volver de una serie de reuniones en la Ciudad de México, Antonio Guzmán Fernández, rector de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), informó que la gestión de recursos continúa y están en la espera de una respuesta.

La administración, dijo, hizo una propuesta a la Federación que se respaldó con estadísticas de crecimiento en la matrícula de estudiantes, la demanda educativa del estado  y la necesidad de plazas para maestros.  

Precisó que su administración trabaja en dos estrategias de saneamiento de la máxima casa de estudios: el aumento al subsidio anual con el reconocimiento de la planilla universitaria y la unidad interna.   

El rector dijo que aún no existe una respuesta favorable de la Federación y la fecha límite para poder obtener el recurso será el 6 de diciembre, de lo contrario se buscarán otras alternativas de emergencia que podría ser una huelga de hambre.

“Si no hay una respuesta nos van a llevar a tomar medidas desesperadas, el asunto es que no podemos tener el caballo de Troya al interior de universidad”, advirtió.

Para cumplir con las obligaciones del 2017, detalló, la universidad requiere de 354 millones de pesos, debido a los retrasos en el pago ordinario y abonos a la deuda del ISSSTE, el SAT y las obligaciones con los maestros.

Aseveró que la universidad no pude seguir sobreviviendo de gestiones extraordinarias y requiere de un incremento del subsidio, ya que de cada 100 pesos que se gastan en la nómina,  solo  se reciben 60 centavos.

Este déficit presupuestal, expresó, surgió de 10 años en el crecimiento de la matrícula, donde se pasó de 13 mil a 27 mil estudiantes, pero no aumentó el subsidio ni el número de plazas reconocidas.

Agregó que esta situación orilló a las administraciones pasadas a utilizar el recurso etiquetado para el gasto de operación para pagar los sueldos.   

“El gasto de operación va a la nómina; tenemos que tener conciencia en el interior que lo que nos falta es subsidio y ya se los demostré en la Ciudad de México”, comentó.

Respecto al presupuesto que recibirá la universidad para el 2018, Guzmán Fernández dijo que será insuficiente para cumplir con las obligaciones  contractuales y se repetirá la situación del presente año.

Finalmente, el rector resaltó que la UAZ alcanzó una fortaleza académica que se debe conservar, ya que está entre las 15 mejores universidades públicas de México, debido a que la mayoría de los programas educativos están acreditados.