×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Cambiemos el "yo"

Gerardo Luna Tumoine
~
05 de Diciembre del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Nos enfrentamos a una época de gran incertidumbre por todos los rincones del planeta, desde temblores, nevadas, decisiones económicas y elecciones políticas. Se trata de que entre todos los humanos logremos hacer un mundo mejor. El futuro está en nuestras manos, porque dentro de cada uno de nosotros existe un potencial de contribuir positivamente en la sociedad. 
Todos queremos vivir una vida feliz y ese es un derecho humano. Lamentablemente nos enfrentamos a todo tipo problemas, varios de ellos son originados por nosotros mismos, por nuestras emociones como el egoísmo, ira y miedo. 
Uno de los remedios más efectivos para lidiar con nuestros demonios o telarañas mentales es practicar la compasión, ella nos ayuda a mejorar nuestra calma y confianza para que nuestra mente se acostumbre a vencer los obstáculos. 
Si de niños nos acostumbraran a practicar el afecto, la compasión y el respeto seria mas fácil ser buen ser humano, ya que hasta la edad adulta, después de que tuvimos ciertas experiencias o “nos cae el veinte”, empezamos a practicar el respeto, afecto y compasión. 
Cuando estamos enojados, nuestro juicio va ser unilateral, ya que no podemos tomar en cuenta todos los aspectos de la situación, en cambio con una mente tranquila se puede alcanzar una decisión mas amplia, clara y completa para tener un buen acto, en cambio si dudas al tomar una decisión, mejor no lo hagas.
La humanidad es rica en  diversidad de razas, idiomas, tradiciones, gastronomía, creencias, normas y costumbres. A medida que buscamos preservar nuestra identidad y cultura, del mismo modo recordemos que somos una misma especie humana y que debemos trabajar para mantener un mundo cordial y feliz.
Abordar las emociones destructivas y practicar la bondad amorosa nos es algo que deberíamos esperar o hacer en la próxima vida, en el cielo, o en el nirvana, sino que deberíamos vivirlo aquí y ahora. 
 “Algunas personas concluyen erróneamente que cultivar la compasión tiene que ver con el beneficio de los demás, mientras que el primer beneficio es para nosotros. La compasión nos trae tranquilidad. Atrae a amigos, los amigos se basan en la confianza y la confianza se desarrolla cuando mostramos preocupación por los demás.” S.S. Dalai Lama.