×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Reflexiones

Paciencia

Isabel Orendain
~
08 de Diciembre del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Como me acuerdo que en una despedida de soltera, cada invitada me daba consejos y el que más se me quedó, porque es de los que más me ha servido, fue el que me dijo una tía abuela: “hay hija, paciencia, paciencia, paciencia “. 

La paciencia siempre se ha considerado como una de las virtudes humanas más importantes, para el dominio de uno mismo y para poder llevar una familia feliz; es una virtud que como todas, se aprende y se va mejorando con la práctica. 

Sabemos que lo bueno cuesta, y tenemos que aprender lo que es la paciencia para poder practicarla después.

Hay muchos libros que hablan sobre la paciencia, además del internet y también las diversas conferencias que se dan en las escuelas de los hijos, en las iglesias, entre otros lugares.

Entre las definiciones  que vienen en los diccionarios de la paciencia están:

1.-Capacidad de sufrir y tolerar las adversidades con valor, sin quejarse y haciendo buenas caras.

2.-Capacidad de esperar con tranquilidad una cosa que tarda. 

3.-Capacidad para realizar una actividad o un trabajo difícil, pesado o minucioso con perseverancia.
Entre las palabras que son sinónimos de paciencia están la tolerancia, el sufrimiento, la mansedumbre, la conformidad, la resignación, el aguante, la calma y la perseverancia.

Algunos antónimos son: 

Angustia, ansiedad, estrés, desasosiego, enojo, intolerancia, intranquilidad, intransigencia, ira, tensión.

Para practicar  la paciencia con éxito en nuestra familia, lo que de verdad nos tiene que motivar es el AMOR a la persona a la que le estamos teniendo paciencia, ya sea el marido, los hijos, los abuelos u otros; estando igualmente conscientes que la paciencia también es saber escucharlos. 

Es muy importante, no hacer una mala cara o estar de mal genio, pues esto va a hacer que las otras personas no sean  conscientes de la paciencia que se les está teniendo y no van a reaccionar positivamente. ¿Cómo no va a haber paciencia y tolerancia en una familia que se quiere, si es la mejor forma de convivir, aceptándose unos a otros con sus defectos y virtudes, actos y omisiones?

Hay que reflexionar y ver que para ser pacientes, los miembros de la familia, principalmente los papás, tenemos que ser fuertes y como dice el anuncio contar hasta 10, y si ya no puedes te recomiendo que te sostengas de Dios.

Dios mantiene un matrimonio y una familia unida, para vivir la paciencia y la fortaleza es mucho más fácil si estamos unidos a Dios. Solos no podemos, la tarea no es fácil; nadie queremos fracasar como esposos y como padres, tener una familia unida es de la más grandes  bendiciones en la vida, y también si no lo logramos, de los mayores fracasos de la vida.